Etiquetas

Traducir

Google+ Followers

miércoles, 12 de noviembre de 2014

Legionelosis (Neumonía por legionella, fiebre de Pontiac)

La legionella es una bacteria cuyo hábitat natural es el agua y es la causante de la enfermedad del legionario, más comúnmente conocida como legionella, que es una neumonía por Legionella. Esta bacteria también es la causa de la fiebre de Pontiac, que es un cuadro de fiebre aguda sin neumonía, es decir, es más leve que la legionella y desaparece en 1 ó 2 días.

La legionella o legionelosis puede aparecer de forma esporádica o en brotes epidémicos y puede afectar a personas sanas pero es más frecuente en personas con factores de riesgo como:
  • fumadores
  • personas con enfermedad pulmonar crónica, cardiopatías, diabetes mellitus
  • edad avanzada
  • personas que reciben tratamiento inmunosupresor o trasplantados
La fiebre de Pontiac suele ser un proceso epidémico que afecta a jóvenes sanos.
Legionella, legionelosis, neumonía, neumonía por legionella, legionela, fiebre de pontiac

La legionella es de distribución universal pero es más frecuente en países desarrollados debido a la utilización de sistemas de refrigeración de aire acondicionado y circuitos de suministro de agua.

¿Cuándo es más frecuente la legionella?

La legionella es más frecuente a finales del verano y principios del otoño pero puede aparecer en cualquier época del año. Esto es por los reservorios acuáticos del germen y por su mayor proliferación a temperaturas más elevadas en verano.
Los casos esporádicos y brotes epidémicos asociados con los circuitos de distribución de agua caliente se pueden producir durante todo el año. El crecimiento óptimo de la Legionella es a temperaturas entre 35 y 38ºC, lo que explica su difusión en el medio ambiente y en medios artificiales como torres de refrigeración, las instalaciones, los circuitos de agua caliente y sistemas de difusión como los humidificadores y condensadores de evaporación.

¿Cómo se transmite la infección por Legionella?

La vía respiratoria es la puerta de entrada fundamental de la legionella en el ser humano y hay varias vías:
  • Inhalación de aerosoles. Es la más frecuente
  • Microaspiraciones. Personas con sondas nasogástricas o con intubación endotraqueal tras una cirugía.
  • Instilación de agua contaminada a la vía respiratoria
La contaminación por Legionella de las torres de refrigeración puede ser uno de los causantes de brotes epidémicos y casos esporádicos. El mantenimiento y limpieza insuficiente de las torres y su utilización intermitente que favorece que el agua se estanque son factores que favorecen  la diseminación de aerosoles contaminados.

Los sistemas de aire acondicionado que no utilizan agua para el intercambio de calor, no producen riesgo al no producir aerosoles, por lo tanto, los aparatos domésticos con salida exterior o los de automóvil no son fuentes de transmisión.
Las saunas y bañeras de hidromasaje pueden ser una fuente de transmisión y producir aerosoles contaminados.
Las duchas en principio no son un factor de riesgo.
La virulencia de la cepa, el número de gérmenes inhalados y las características del huésped son factores determinantes para la adquisición de la enfermedad.   

¿Se puede contagiar la legionelosis de persona a persona?

No, por este motivo no es necesario el aislamiento. Tampoco se han descrito portadores crónicos.

¿Cuáles son los factores de riesgo para contraer una infección por Legionella?

Factores de riesgo ambientales:
    Legionella, legionelosis, neumonía, neumonía por legionella, legionela, fiebre de pontiac
  • Estancia en hoteles u hospitales
  • Exposición a duchas y/o aerosoles generados por agua sanitaria caliente
  • Exposición a un aerosol generado en torres de refrigeración
Factores de riesgo clínicos:
  • Inmunosupresión farmacológica, especialmente toma de corticoides
  • Neoplasias
  • Trasplante renal
  • Diálisis
  • Alcoholismo
  • Diabetes
  • Bronquitis crónica
  • Tabaquismo
  • Edad avanzada

¿Cuáles son los síntomas de la infección por legionella?

Existe gran variabilidad de los síntomas dependiendo de la variedad de la bacteria, la cantidad inoculada, la forma de transmisión y el paciente. La infección por legionella puede presentarse como:
  • Cuadros paucisintomáticos sólo detectables por estudios microbiológicos
  • Fiebre de Pontiac que se manifiesta como un cuadro pseudogripal sin neumonía. Es un cuadro agudo y autolimitado (recuperación en 1 semana) y cursa con malestar general, artromialgias, cefalea, fiebre brusca, nauseas y a veces tos no productiva. Sólo requiere tratamiento sintomático (alivio del malestar producido).
  • Legionelosis o enfermedad del legionario La principal manifestación es una neumonía que puede ser desde leve hasta llegar a producir la muerte con un fracaso multiorgánico, estupor y extensa afectación pulmonar. Suele manifestarse con:
    • fiebre
    • dolores en músculos y articulaciones
    • anorexia,
    • cefalea  (dolor de cabeza)
    • tos seca
    • También puede producirse disnea, dolor torácico y esputos hemoptoicos (con sangre) y en algunos casos evolucionar a un distrés respiratorio y precisar ventilación mecánica.  
    • También puede haber manifestaciones extrapulmonares de tipo:
        • Digestivo como diarrea habitualmente acuosa. También puede haber nauseas, vómitos y dolor abdominal inespecífico.
        • Neurológicas como alteraciones del nivel de conciencia, cefaleas, alucinaciones visuales o encefalopatía.
        • Renal con insuficiencia renal secundaria a rabdomiolisis (destrucción muscular), nefritis tubulointersticial o sepsis (infección grave que ha pasado a la sangre)
        • Analíticas como hiponatremia (sodio bajo), elevación de la CPK, elevación de los leucocitos en sangre, elevación de transaminasas
Todas las formas de presentación presentan un periodo de incubación entre 2-10 días y es más frecuente en personas con antecedente de un viaje y/o estancia en un hospital u hotel.

¿Es grave la legionelosis?

La mortalidad de una neumonía por Legionella oscila entre el 10-25%. La instauración de un tratamiento precoz, el origen comunitario y la ausencia de factores de riesgo del paciente (inmunosupresión, neoplasias, diabetes, cardiopatías, insuficiencia renal ) se asocian a un mejor pronóstico.

¿Cómo se diagnostica la legionelosis?

El diagnóstico se establece a través de la identificación del germen directamente en la muestra estudiada  o la detección del antígeno en la orina o de anticuerpos específicos por serología.

¿Cuál es el tratamiento de la legionelosis? 

La legionelosis se trata con antibióticos como macrólidos (eritromicina, azitromicina o claritromicina), quinolonas (ciprofloxacino, levofloxacino y ofloxacino), rifampicina, cotrimoxazol o tetraciclinas.

¿Cómo se puede prevenir la legionelosis? 

La legionelosis es una enfermedad erradicable. Si hay una epidemia o varios casos en instituciones es prioritario la búsqueda del origen ambiental de la infección. Hay que realizar un estudio de las aguas, sobre todo del agua sanitaria caliente y de las torres de refrigeración.

Actualizado 3 de Noviembre 2014


Todo el contenido de esta página web es puramente informativo. Siempre que tenga alguna duda debe consultar su caso con un profesional sanitario.

Si te ha sido útil el contenido de nuestra página, síguenos en facebook pulsando "me gusta" o en google+

imprimir página
Facebook

Nosotros suscribimos Los Principios del código HONcode de la Fundación Salud en la Red Nosotros suscribimos los Principios del código HONcode.
Compruébelo aquí.




 
Google+