Etiquetas

Traducir

Google+ Followers

martes, 8 de julio de 2014

Artritis reumatoide

La artritis reumatoide es una enfermedad inflamatoria crónica que se caracteriza por una afectación principalmente de las articulaciones sobre todo de las pequeñas como manos y pies con tendencia a la simetría pero también puede afectar a diferentes órganos y sistemas.

La artritis reumatoide es una enfermedad que puede producir una destrucción articular severa produciendo una importante discapacidad y mortalidad prematura. Es más activa en los primeros años de la enfermedad y es en este periodo cuando aparecen las primeras lesiones articulares que evolucionaran a la destrucción y deformidad. Es importante un diagnóstico y tratamiento precoces para reducir en lo posible el daño estructural.(aunque el comienzo es insidioso y pueden pasar meses hasta que se consulte).

¿Es muy frecuente la artritis reumatoide?

La frecuencia en el mundo es entre el 0,3-1,2% y en España sobre el 0,5%. Se produce más en mujeres que en hombres (3:1) y aunque puede presentarse a cualquier edad suele ser entre los 30 y 50 años.

¿Cuál es la causa de la artritis reumatoide?

La causa de la artritis reumatoide es desconocida pero se cree que una predisposición genética a una respuesta inmune (el sistema inmunitario ataca por error a un tejido sano), junto con una exposición repetida a ciertos agentes ambientales puede ser la causa. Los factores genéticos aportan entre un 20-30% del riesgo.

¿Cuáles son los síntomas de la artritis reumatoide?

La artritis reumatoide suele manifestarse con:
  • una (poli)artritis simétrica con inflamación simétrica de las articulaciones de las manos en una mujer de mediana edad aunque también es frecuente que afecte a las muñecas, pies, rodillas, articulación temporomandibular y a nivel axial la columna cervical.
  • En un tercio de los pacientes se presenta como artritis de una a tres articulaciones que con el tiempo pueden evolucionar a más.
  • La rigidez articular matutina, que es la dificultad  al movimiento de articulaciones al levantarse de la cama o después de estar un tiempo en reposo, es típica y suele durar más de 1 hora.
  • La astenia (cansancio) y anorexia son frecuentes.
  • La fiebre puede aparecer en las formas de inicio y cuando hay manifestaciones extraarticulares.
  • En pacientes mayores de 60 años suele afectar más a hombros y caderas, hay poca diferencia entre sexos y su inicio agudo con más síntomas constitucionales.

¿Puede afectar a otros órganos o tejidos la artritis reumatoide?

La artrititis reumatoide puede tener manifestaciones:
  • Oculares: Inflamación de los tejidos de la parte blanca del ojo (escleritis y epiescleritis)
  • Cutáneas: Nódulos reumatoides que se presentan sobre superficies de presión como codos, tendón de Aquiles y dedos.
  • Pulmonares: Enfermedad intersticial difusa, afectación de la pleura, bronquiolitis obliterante, hipertensión pulmonar ...
  • Cardiacas: Pericarditis y miocarditis (inflamación de pericardio y miocardio respectivamente)
  • Renales: Glomerulonefritis mesangial, toxicidad farmacológica (por efectos secundarios a la toma de antiinflamatorios no esteroideos -ibuprofeno, diplofenaco...-).
  • Vasculitis (inflamación de los vasos sanguineos)
  • Neurológicas. Polineuritis o mononeuritis múltiple
  • Amiloidosis
  • Osteoporosis
  • Síndrome de Sjogren que se caracteriza por sequedad bucal y ocular.
  • Hematológicos. Anemia normocítica y normocrómica. Trombocitosis (aumento de las plaquetas), trombopenia (disminución de las plaquetas), adenopatías.
  • Síndrome de Felty. Esplenomegalia (bazo aumentado de tamaño) con neutropenia (disminución de leucocitos), trombopenia y linfocitos granulares grandes.
  • Muscular. Atrofia muscular, miositis inflamatoria.
  • Hepático. Elevación de transaminasas.

¿Cuáles son los criterios diagnósticos de la artritis reumatoide?

  • Rigidez matutina de más de 30 minutos de duración.
  • Artritis de 3 o más áreas articulares simultáneas.
  • Artritis simétrica
  • Artritis de las articulaciones de la mano que afecta al menos a una de las siguientes áreas: carpo, metacarpofalángicas e interfalángicas proximales.
  • Presencia de factor reumatoide
  • Presencia de nódulos reumatoides
  • Hallazgos radiológicos típicos de artritis reumatoide en la radiografía de manos que incluyan erosiones u osteopenia yuxtaarticular en las áreas afectadas.
Los 4 primeros criterios deben mantenerse al menos durante 6 semanas.
Se acepta el diagnóstico de artritis reumatoide si se cumplen 4 de los 7 criterios.

¿Qué alteraciones del laboratorio son útiles en el diagnóstico?

El factor reumatoide y los anticuerpos contra las proteínas citrulinadas (anti-CCP) son los que muestran una mayor utilidad diagnóstica y pronóstica en la artritis reumatoide de reciente comienzo. La presencia del factor reumatoide en un paciente con poliartritis hace muy probable el diagnóstico de artritis reumatoide.
Reactantes de fase aguda como la VSG y PCR no tienen valor diagnóstico pero si reflejan la actividad inflamatoria.

¿Cuáles son los criterios de gravedad?

Los factores predictivos de enfermedad grave son:
  • Elevado número de articulaciones afectadas al inicio de la enfermedad
  • En las pruebas analíticas se observa una elevación importante de la velocidad de sedimentación y PCR
  • El factor reumatoide positivo se asocia a enfermedad más grave, con más extensión articular, mayor destrucción y mayor discapacidad.
  • Aparición temprana de erosiones en las radiografías
  • Circunstancias socioeconómicas adversas y bajo nivel educacional.
Reconocer los marcadores de mal pronóstico al inicio de la enfermedad ayuda a identificar los pacientes que necesitan un tratamiento más agresivo de forma temprana.
El ingreso hospitalario suele ser por complicaciones de la enfermedad o del tratamiento y que requieren tratamiento intensivo intravenoso. Tiene que acudir a urgencias todo paciente con fiebre y que reciba un tratamiento biológico.

¿Cuál es el tratamiento de la artritis reumatoide?

No hay un tratamiento que cure la artritis reumatoide por lo que los objetivos terapéuticos son la mejoría de los síntomas articulares, restablecer la funcionalidad y mantener la remisión con fármacos modificadores de la enfermedad.
Se aconseja una nutrición adecuada y así evitar el sobrepeso y la sobrecarga articular. En la fase aguda se debe recomendar el reposo de las articulaciones afectadas, se pueden utilizar férulas de descarga en esta fase y en la fase crónica también se pueden utilizar para evitar la desviación cubital de los dedos. A medida que disminuya la inflamación, se deben disminuir los periodos de reposo e iniciar ejercicio isométrico y dinámico ya que aumenta la capacidad y fuerza muscular, pero no interfiere en la progresión radiológica. Se recomienda un descanso nocturno de 8 horas.
Las plantillas pueden ayudar a evitar la progresión de la deformidad de los pies.
Es muy importante el diagnóstico temprano y el inicio de tratamiento con fármacos antirreumáticos modificadores de la enfermedad (FAME) en los tres primeros meses del diagnóstico ya que las erosiones producidas en la artritis reumatoide son irreversibles.
Hay 4 grupos de fármacos:

  • AINE ( Antiinflamatorios no esteroideos) como ibuprofeno y diclofenaco. Son útiles en las primeras semanas en las que el paciente tiene síntomas. No enlentecen la progresión de la enfermedad, son sólo tratamiento para el alivio de los síntomas
  • FAME (fármacos antirreumáticos modificadores de la enfermedad). Estos enlentecen o detienen la progresión de la artritis reumatoide. Son el metotrexato, la sulfasalazina y la leflunomida.
  • Glucocorticoides. Son supresores de la respuesta inflamatoria y mejoran los síntomas y la progresión radiológica de la enfermedad.
  • Tratamientos biológicos. El infliximab, etanercept,  adalimumab y anakinra. En pacientes que realizan tratamientos biológicos se recomienda la vacunación antineumocócica y antigripal. En todo paciente que vaya a realizar un tratamiento biológico se debe investigar si tiene una tuberculosis latente o activa y valorar tratamiento. Son candidatos a tratamiento biológico cualquier paciente que no haya conseguido el objetivo terapéutico con al menos un FAME.
Otros tratamientos como la balneoterapia, acupuntura, masajes, terapia ocupacional … pueden tener efectos beneficiosos a corto plazo en la artritis reumatoide disminuyendo el dolor y mejorando la capacidad funcional
Actualizado el 8 de Julio de 2014

Todo el contenido de esta página web es puramente informativo. Siempre que tenga alguna duda debe consultar su caso con un profesional sanitario.

Si te ha sido útil el contenido de nuestra página, síguenos en facebook pulsando "me gusta" o en google+

imprimir página
Facebook

Nosotros suscribimos Los Principios del código HONcode de la Fundación Salud en la Red Nosotros suscribimos los Principios del código HONcode.
Compruébelo aquí.




 
Google+