Etiquetas

Traducir

Google+ Followers

miércoles, 12 de febrero de 2014

Obesidad

La obesidad es una enfermedad crónica y multifactorial en la que se produce una acumulación de grasa en el organismo.

La verdadera importancia de la obesidad se produce porque grados muy marcados de obesidad acorta la esperanza de vida de los paciente y moderados aumentos de peso tienen repercusiones negativas para la salud produciendo enfermedades metabólicas como diabetes, hipertensión e hipercolesterolemia que elevan el riesgo cardiovascular. También la obesidad se asocia a dificultades de la movilidad, rechazo social y discriminación en las relaciones laborales.

En Europa la prevalencia de obesidad se ha incrementado entre un 10 y 40% en los últimos 25 años y en varones es de un 10-20%,  en mujeres entre un 10-25% y en niños sobre el 14%. El sobrepeso afecta casi a un 40% de la población española entre 25-60 años y en la población infantil a más del 25%.

obesidad, obesidad morbida, cirugia bariatrica, sobrepeso ¿Cómo saber si hay obesidad?

El método más utilizado para clasificar la obesidad es el índice de masa corporal (IMC) que se calcula como el peso (en kg) dividido entre el cuadrado de la estatura en metros:

Por ejemplo, una persona mide 1,70 m y pesa 60 kg. IMC = 60 / (1,70*1,70) = 20,76 Según la clasificación que damos a continuación esta persona tendría normopeso o peso ideal

Bajo peso: IMC menor de 18,5
Normopeso o peso ideal: IMC entre 18,5 y 24,9
Sobrepeso: IMC entre 25 y 29,9
Obesidad: IMC mayor de 30
         -Clase I. IMC entre 30-34,9.
         -Clase II. IMC entre 35-39,9. Riesgo importante de comorbilidades.
         -Clase III (obesidad mórbida). IMC mayor de 40. Riesgo muy importante de comorbilidades.

La localización central o abdominal de la grasa se asocia a más riesgo y su medida más práctica y fiable es el perímetro abdominal. Se consideran como valores límite 102 cm en el varón y 88 cm en la mujer. El acúmulo de grasa central se asocia a un aumento de complicaciones crónicas cardiovasculares, metabólicas y respiratorias.

¿Qué enfermedades y complicaciones se asocian con la obesidad?

obesidad, obesidad morbida, cirugia bariatrica, sobrepeso

¿Cuáles son las causas de la obesidad?

  • Factores genéticos
  • Factores medioambientales.  La causa más frecuente es el exceso de aporte energético por un mayor consumo de alimentos hipercalóricos y una disminución de la actividad física.
  • Alteraciones endocrinas como hipotiroidismo, síndrome de Cushing, hiperinsulinismo …
  • Secundarias a fármacos como corticoides, insulina, anticonceptivos orales, algunos antidiabéticos orales como sulfonilureas, antipsicóticos como olanzapina o risperidona, antidepresivos como mirtazapina, betabloqueantes o isoniazida

¿Qué pacientes deben tratar su obesidad?

  • Los pacientes con obesidad mórbida (IMC mayor de 35) se deben tratar siempre.
  • Pacientes obesos (IMC entre 30-34,9) deben tratarse si son jóvenes o tienen alguna enfermedad relacionada
  • Pacientes con sobrepeso (IMC entre 25-29,9) deben tratarse si tienen obesidad central (perímetro abdominal mayor de 102 en el varón y  mayor de 88 cm en la mujer), diabetes mellitus tipo II o síndrome metabólico.

¿Cuáles son las opciones de tratamiento de la obesidad?

Las opciones de tratamiento varían en función del grado de obesidad y el objetivo sería alcanzar un peso corporal lo más próximo al normal para disminuir el riesgo asociado al exceso de peso. Pérdidas moderadas del peso corporal (5-10%) consiguen una notable mejoría en la comorbilidad asociada y en la calidad de vida del paciente en pacientes con obesidad grado I ó II. En pacientes con obesidad mórbida para lograr disminuir comorbilidades sería necesario una pérdida entre el 20 y 30% del peso corporal.

El tratamiento se basa en:
    obesidad, obesidad morbida, cirugia bariatrica, sobrepeso
  • Modificación de la dieta: No se recomiendan dietas muy severas, habría que reducir entre 500 y 1000 calorías de la ingesta total salvo ocasionalmente como en la fase inicial de un programa rápido de pérdida de peso en obesidad mórbida o con enfermedades asociadas. Estas dietas muy restrictivas no deben mantenerse más de 60 días. Los cambios dietéticos deben ser graduales y orientarse a conseguir cambios en los hábitos alimentarios y no únicamente cambios puntuales. Es importante reducir las raciones. La dieta debe tener un equilibrio en el porcentaje de nutrientes y se recomienda el 55% de la energía se aporte en forma de hidratos de carbono, un 30% como lípidos y un 15% como proteínas preferiblemente de alto valor biológico como las carnes blancas (aves y conejo), pescados, huevos y lácteos desnatados.  Es importante beber entre 1,5-2 litros de agua al día. Las dietas de menos de 1500 calorías al día pueden tener déficit de algunos nutrientes y ser preciso  suplementos vitamínicos. La dieta más recomendable hoy en día es la dieta mediterránea. Las dietas en las que se alteran la composición de macronutrientes como la dieta Dukan, Atkins, Montignac no son recomendables por ser desequilibradas nutricionalmente y no generar buenos hábitos alimenticios.
  • Actividad física: El ejercicio físico debe acompañar siempre a la dieta para que las calorías consumidas todo el día sean mayores que las ingeridas.
    obesidad, obesidad morbida, cirugia bariatrica, sobrepeso
    El ejercicio físico mejora la fuerza, flexibilidad y resistencia física y mejora el bienestar y la autoestima. Es recomendable además de mantener una actividad cotidiana como subir y bajar escaleras y caminar, realizar un ejercicio programado suave-moderado y prolong
  • ado mejor que uno corto e intenso, empezando por un ejercicio de baja intensidad hasta de moderada intensidad durante 30-45 minutos de 3 a 5 veces por semana.
  • Terapia psicológica y modificación conductual: Dentro de las terapias psicológicas  la modificación conductual  tiene como objetivo motivar al paciente obeso a que continúe perdiendo peso, dando estímulos positivos que valoren sus éxitos, afianzando los cambios en los hábitos alimentarios y de ejercicio aprendidos. Esto aumentará la autoestima y disminuirá la ansiedad. Los cambios en los comportamientos cotidianos y estilo de vida  son más útiles cuando se combinan con ejercicio físico y dieta.
  • Tratamiento farmacológico: La indicación del tratamiento farmacológico nunca debe ser aislada debe combinarse con dieta, ejercicio y apoyo psicológico.  El único fármaco que está aprobado en España a largo plazo es el ORLISTAT, este inhibe las lipasas intestinales que digieren las grasas e inhiben su absorción intestinal y consigue una eliminación por las heces de un 30% de la grasa ingerida. Se recomienda tomar una cápsula de 120 mg 1 hora antes o después de las tres principales comidas si contienen grasa (la dosis se omite si no se come en una comida o la comida no contiene grasa).  Este fármaco se debe utilizar sólo si el IMC es mayor de 30 o de 27 con comorbilidades como diabetes mellitus, hipertensión … Los efectos secundarios más frecuentes son el aumento de deposiciones oleosas, flatulencia, dolor abdominal y disminución de la absorción de las vitaminas liposolubles (vitamina A, D, E y K) por lo que se suele recomendar la toma de suplementos de estas vitaminas.
    obesidad, obesidad morbida, cirugia bariatrica, sobrepeso
    No se aconseja prolongar el tratamiento más de 2 años y está contraindicado durante el embarazo y lactancia, en niños, ancianos y personas con problemas de malabsorción.  También si tras 12 semanas de tratamiento no se ha conseguido reducir al menos un 5% del peso corporal el tratamiento debería interrumpirse. La metformina es un fármaco utilizado para la diabetes tipo 2 que  ha  demostrado  producir una pérdida de peso pero no hay suficientes evidencias para recomendarla en pacientes obesos o con sobrepeso sin diabetes o síndrome del ovario poliquístico. Los inhibidores de la recaptación de serotonina como fluoxetina o sertralina pueden inducir pérdida de peso pero esta acción disminuye con el uso continuado por lo que sólo se suelen recomendar en pacientes obesos que precisen la toma de un antidepresivo como tratamiento.
  • Tratamiento quirúrgico: 
    • La cirugía bariátrica puede estar indicada en pacientes obesos que presentan un IMC mayor de 40 o mayor de 35 con comorbilidades asociadas como diabetes, que no haya antecedentes de enfermedad psiquiátrica grave, alcoholismo u otras drogodependencias, que tengan entre 18 y 60 años y que tengan capacidad de comprender las alteraciones producidas por la cirugía y una buena posibilidad de adhesión a la estrategia terapéutica propuesta. Las técnicas utilizadas pueden ser: Restrictivas que implican mayor seguridad aunque menor pérdida de peso. En estas  la ingesta alimentaria se reduce debido a la creación de reservorios gástricos pequeños pero estos pueden duplicarse o triplicarse con el paso del tiempo, lo que da lugar a sensación de plenitud en el posoperatorio al ingerir muy poca cantidad de comida y si se ingiere más cantidad de comida aparece dolor abdominal o nauseas.
    • Derivaciones gástricas (bypass). Estas consisten en la creación de un estómago con   poca capacidad que obliga a reducir la ingesta y la creación de una derivación hacia el duodeno u otro segmento intestinal produciendo una malabsorción. Estas intervenciones provocan mayor pérdida de peso pero las complicaciones son mayores.
Para conseguir el éxito con estas técnicas es muy importante la elección del paciente adecuado (tiene que tener capacidad de regular adecuadamente la dieta, tener deseo real de perder peso y realizar un análisis personal de riesgos y beneficios comparando la cirugía con otros tratamientos) y que este siga además las recomendaciones dietéticas, de ejercicio y soporte psicológico.

Los pacientes con un IMC menor de 50% y comorbilidades asociadas tienen una mortalidad del 1% y los pacientes con un IMC mayor de 60% y comorbilidades asociadas tienen una mortalidad del 3-4%.

Actualizado el 5 de Febrero de 2014

Todo el contenido de esta página web es puramente informativo. Siempre que tenga alguna duda debe consultar su caso con un profesional sanitario.

Si te ha sido útil el contenido de nuestra página, síguenos en facebook pulsando "me gusta" o en google+

imprimir página
Facebook

Nosotros suscribimos Los Principios del código HONcode de la Fundación Salud en la Red Nosotros suscribimos los Principios del código HONcode.
Compruébelo aquí.




 
Google+