Etiquetas

Traducir

Google+ Followers

lunes, 7 de octubre de 2013

Parálisis cerebral infantil

La parálisis cerebral son un grupo de trastornos del desarrollo del movimiento y la postura que causan una limitación de la actividad de la persona atribuida a una agresión no progresiva sobre el cerebro en desarrollo en la época fetal o primeros años. Esto puede incluir espasmos o rigidez de los músculos y movimientos involuntarios. 
El trastorno motor de la parálisis cerebral con frecuencia se acompaña de trastornos sensoriales, cognitivos, de la comunicación, perceptivos, de la conducta y/o epilepsia.
La parálisis cerebral no es contagiosa y no es progresiva pero sus consecuencias pueden variar en el niño ya que la afección del tono muscular de los músculos que posibilitan el habla y la alimentación pueden producir babeo y dificultar estas funciones. Se produce por una lesión de una o más áreas específicas del cerebro.

Parálisis cerebral infantil. Tipos, causas,diagnóstico, tratamientoLas lesiones cerebrales de la parálisis cerebral pueden producirse antes, durante o después de nacimiento, ocurren desde el periodo fetal hasta los 5 años. Los daños cerebrales después de los 5 años pueden manifestarse como parálisis cerebral pero estas lesiones por definición no son parálisis cerebral.
Los trastornos son debidos a una lesión cerebral y se producen desde la gestación hasta los 5 años de vida y el daño principal es motor, sobre todo del tono muscular, postura y movimiento.
La parálisis cerebral no tiene cura, la intervención médica es una ayuda para el desarrollo personal del paciente.

¿Cuáles son las causas de la parálisis cerebral?

La parálisis cerebral no depende de un único factor pero en todos se produce como consecuencia una deficiente maduración del sistema nervioso central. Se puede producir en:
  • Periodo prenatal. La lesión se produce durante el embarazo y pueden influir condiciones desfavorables de la madre en la gestación y pueden ser infecciones como la rubeola, diabetes materna, radiación, déficit de oxígeno. Suelen ser el 35% de los casos.
  • Periodo perinatal. Las lesiones suelen producirse en el momento del parto como falta de oxígeno, traumatismo por fórceps, prematuridad, partos múltiples, bajo peso. Suelen ser el 55%
  • Periodo postnatal. La lesión se produce después del nacimiento y pueden ser traumatismos craneales, infecciones, accidentes vasculares, deshidrataciones. Suelen ser un 10%.

¿Cómo se clasifican las parálisis cerebrales?

Clasificación según el trastorno motor predominante:
  • Parálisis cerebral espástica. Es la forma más frecuente, la presentan un 75% de los niños afectados de parálisis cerebral. Consiste en una rigidez con incapacidad de relajar los músculos. Los síntomas más frecuentes son hipertonía, hiperreflexia e hiperflexión. Puede afectar a las cuatro extremidades pero la forma más frecuente suele ser a las extremidades inferiores.
  • Parálisis cerebral atáxica. Suelen ser niños con mal equilibrio, marcha insegura y dificultades en la coordinación y control de las manos y de los ojos e hipotonía.
  • Parálisis cerebral atetósica o discinética. Es la forma que más se relaciona con factores perinatales. Se caracterizan por un cambio brusco del tono muscular y la presencia de  movimientos involuntarios que interfieren con movimientos normales del cuerpo. Se producen movimientos de contorsión de las extremidades, cara y lengua produciendo muecas y torpeza al hablar.
  • Parálisis cerebral mixta. Lo más frecuente es que la alteración no sea pura sino combinación de las anteriores.
Clasificación según la capacidad funcional:
  • Nivel I. Sin limitación de la actividad.
  • Nivel II. Con ligera o moderada limitación de la actividad
  • Nivel III. Con limitación de la actividad de moderada a alta.
  • Nivel IV. Incapacitados para desarrollar cualquier actividad física. 
Clasificación terapéutica:
  • Clase uno. Sin necesidad de tratamiento.
  • Clase dos. Con necesidad de un mínimo de terapia y de ayuda.
  • Clase tres. Necesita ayuda y aparatos en servicios de tratamiento para parálisis cerebral.
  • Clase cuatro. Precisa institucionalización largo tiempo para su tratamiento.
Clasificación según la parte del cuerpo afectada:
  • Hemiplejia. Afecta a uno de los dos hemicuerpos.
  • Cuadriplejia. Están paralizados los cuatro miembros.
  • Diplejia. Miembros superiores afectados.
  • Paraplejia. Afectación de los miembros inferiores.
  • Monoplejia. Afectación de un único miembro.
  • Triplejia. Afectación de tres miembros.

 ¿Cómo se diagnostica la parálisis cerebral?

El diagnóstico de la parálisis cerebral se realiza en función de la clínica, los antecedentes médicos y la exploración física evaluando la forma de moverse el bebe o el niño pequeño. En ocasiones se realizarán pruebas de imagen como resonancia magnética, ecografía o tomografías para ayudar en la identificación de la causa.

¿Cómo se previene el parálisis cerebral?

Cuando se desconoce la causa que produce la parálisis cerebral puede prevenirse pero en algunos casos se ha identificado que puede ser secundaria a una rubeola congénita o isoinmunización del factor Rh … y estas causas prevenibles habría que evitarlas.

Parálisis cerebral infantil. Tipos, causas,diagnóstico, tratamiento ¿Cuál es el tratamiento para la parálisis cerebral?

La parálisis cerebral no tiene tratamiento curativo aunque si se puede tratar y mejorar los efectos de esta lesión cerebral irreversible. El objetivo es que el niño alcance el mayor grado de independencia y la capacidad para desenvolverse y disminuir sus limitaciones. 
Es importante la estimulación motriz e intelectual que le permita al niño comunicarse y desarrollarse socialmente. Cuanto antes se detecte la enfermedad, mayor respuesta tendrá el paciente al tratamiento.
Es necesario la atención por un equipo multidisciplinar (neuropediatra, fisioterapeuta, psicólogo, logopeda, ortopeda y pediatra de atención primaria).
Fisioterapia. Consiste en técnicas de facilitación neuromuscular y propioceptiva, masoterapia, estimulación temprana y terapia ocupacional.
Tratamiento farmacológico. Se utilizan relajantes para disminuir los temblores y la espasticidad y anticonvulsivantes para prevenir o disminuir las convulsiones. Las infiltraciones con toxina botulínica son útiles en el tratamiento de la espasticidad ya que mejoran las contracturas y las postura y a largo plazo evitan cirugía ortopédica.
Tratamiento quirúrgico. Está orientado a prevenir o evitar deformidades articulares. De las más utilizadas son las tenotomías en la que se practican cortes en diferentes tendones o fibrotomías que consiste en eliminar de forma percutánea las contracturas de las fibras musculares que evitan la movilidad de una articulación.

 Actualizado el 7 de Octubre de 2013

Todo el contenido de esta página web es puramente informativo. Siempre que tenga alguna duda debe consultar su caso con un profesional sanitario.

Si te ha sido útil el contenido de nuestra página, síguenos en facebook pulsando "me gusta" o en google+

imprimir página
Facebook

Nosotros suscribimos Los Principios del código HONcode de la Fundación Salud en la Red Nosotros suscribimos los Principios del código HONcode.
Compruébelo aquí.




 
Google+