Etiquetas

Traducir

Google+ Followers

lunes, 9 de septiembre de 2013

Incontinencia urinaria

La incontinencia urinaria es cualquier pérdida involuntaria de orina.
No es un problema que aumente la mortalidad pero si puede empeorar la calidad de vida ya que puede producir aislamiento social, alteración de las actividades de la vida diaria, trastornos del sueño y de las relaciones sexuales.

¿Cuáles son los factores de riesgo de la incontinencia urinaria?

Los factores de riesgo de la incontinencia urinaria:
  • Edad. La edad es un factor de riesgo en ambos sexos, entre los 65-80 años es algo más frecuente en la mujer y a partir de los 80 años se iguala la frecuencia.
  • Embarazo.
  • Peso. Las mujeres con un índice de masa corporal elevado tienen incontinencia urinaria con más frecuencia.
  • Enuresis nocturna. Los niños que han tenido incontinencia urinaria en la infancia tienen con más frecuencia incontinencia urinaria en la edad adulta.
  • Otros factores que contribuyen son algunos fármacos, cirugía genitourinaria como histerectomía (extirpación del útero), algunas enfermedades como insuficiencia cardiaca, bronquitis crónica ….
Causas reversibles de incontinencia urinaria:
Incontinencia urinaria. Pérdidas de orina. Controlar las pérdidas de orina.
  • Infecciones de orina, uretritis y vaginitis
  • Efectos secundarios de fármacos como diuréticos, anticolinérgicos, psicofármacos, antagonistas del calcio …
  • Enfermedades que producen restricción de la movilidad para ir al baño
  • Aumento de la producción de orina ya sea por aumento de la ingesta de líquidos, algunas enfermedades con sobrecarga de volumen como insuficiencia cardiaca o alteraciones metabólicas como la hiperglucemia o hipercalcemia.
  • Algunas enfermedades psiquiátricas

¿Qué tipos de incontinencia urinaria?

Tipos de incontinencia urinaria:
  • Incontinencia urinaria de esfuerzo. Se manifiesta como pérdidas involuntarias de orina relacionadas con el esfuerzo como aumento de la presión abdominal como tos, estornudos, la risa, el ejercicio físico, levantar pesos, flexión del tronco o bajar escaleras. Se relaciona con un mal funcionamiento del mecanismo que mantiene cerrado el esfínter cuando aumenta la presión abdominal con la vejiga llena y es la causa más frecuente de incontinencia en mujeres jóvenes y la segunda en la edad avanzada, también puede suceder en varones intervenidos de próstata. Si la incontinencia coincide con el inicio del ejercicio es incontinencia de esfuerzo y si se produce unos segundos después es una incontinencia de urgencia. La incontinencia urinaria de esfuerzo de las mujeres se debe a debilidad de la musculatura pelviana y se asocia a obesidad, partos, embarazos o trabajos que requieren importante esfuerzo físico. La incontinencia urinaria por deficiencia intrínseca del esfínter es más rara y suele deberse a alteraciones intrínsecas de la uretra como cirugías previas, tratamiento con radioterapia, enfermedades neurológicas, esclerosis múltiple, déficit de estrógenos en la menopausia Las pérdidas de orina inicialmente se producen por la tos, ejercicio físico …  pero en formas más evolucionadas se puede producir sólo con un ligero aumento de la presión abdominal como ponerse en pie o carraspear.
  • Incontinencia urinaria de urgencia o urgencia miccional. Este tipo de incontinencia se produce en personas en las que la incontinencia va precedida de urgencia. Se produce por una contracción involuntaria de la vejiga antes de estar completamente llena. Se manifiesta por pérdidas involuntarias de orina con urgencia (antes de llegar al baño) suele acompañarse de frecuencia diurna y nicturia. Es más frecuente en ancianos y mujeres posmenopáusicas. La causa muchas veces se desconoce pero puede asociarse a déficit de estrógenos con la menopausia, toma de diuréticos, cambios estructurales por la edad, cólicos renales …. También se considera incontinencia de urinaria de urgencia la que se produce en las cistitis intersticiales en las que hay disuria con dolor en hipogastrio y urocultivos negativos y la que se produce en personas de edad avanzada en las que puede haber hipercontractilidad de la vejiga con deterioro de la contracción. Estos pacientes tienen urgencia miccional con elevado contenido posmiccional sin asociarse a una obstrucción del tracto de salida urinario. Estos pacientes tienen más riesgo de desarrollar una retención aguda de orina si se dan fármacos relajantes de la vejiga o anticolinérgicos.
    Incontinencia urinaria. Pérdidas de orina. Controlar las pérdidas de orina.
  • Incontinencia mixta. Es la causa más frecuente de incontinencia en la mujer y también es frecuente en personas de edad avanzada. Se produce incontinencia urinaria de esfuerzo y de urgencia.
  • Incontinencia urinaria por rebosamiento. Se manifiesta como pérdidas de orina constantes producidas por un vaciamiento incompleto de la vejiga. La causa inicial que lo produce puede ser una incontinencia de urgencia o de esfuerzo y se produce una hipercontractilidad de la musculatura de la vejiga y puede haber o no una obstrucción en la salida de la orina de la vejiga. La obstrucción a la salida de la orina de la vejiga en el varón es muy frecuente en la edad avanzada sobre todo por problemas de la próstata (hiperplasia o cáncer de próstata) o si hay un estrechamiento de la uretra y en la mujer es más raro y suele ser por una cirugía correctora de incontinencia previa o por la presencia de alguna alteración que produzca compresión a ese nivel como un mioma o cistocele.

¿Cuál es el tratamiento de la incontinencia urinaria de esfuerzo?

  • Fisioterapia. Fortalecer el suelo pélvico mediante ejercicios es el tratamiento inicial con ello se suele conseguir fortalecer los mecanismos del cierre uretral. Estos ejercicios son útiles en mujeres premenopáusicas. El suelo pélvico está formado por una musculatura sobre la que se apoyan los órganos genitales, la vejiga y el recto y si la musculatura está debilitada se podría escapar la orina o las heces. Estos ejercicios llamados de Kegel realizados de forma regular y apropiada pueden fortalecer los músculos del suelo pélvico. Se pueden realizar en cualquier postura ya sea de pie, sentada, tumbada o de rodillas.
Incontinencia urinaria. Pérdidas de orina. Controlar las pérdidas de orina. Suelo pélvico
¿Cómo se realizan los ejercicios de Kegel?
Hay que contraer los músculos de alrededor del ano sin mover las nalgas ni los músculos del abdomen (imagine que está intentando evitar la expulsión de aire o heces blandas). Cuando vaya a orinar pare el chorro de la orina y después relaje los músculos y continúe hasta vaciar completamente la vejiga. Debe respirar de forma normal al hacer la contracción.  Hay que contraer lentamente subiendo los músculos hacia dentro tan fuerte como pueda, aguante la tensión durante 5 segundos y relaje después. También se puede hacer contrayendo y relajando de forma rápida sin esperar. Repetir esta secuencia 10 veces mañana, tarde y noche e ir subiendo de forma progresiva a 15 y 20 veces al día. Si se es constante al realizarlo se nota la mejoría a las 6 semanas.
  • Dispositivos. En algunos casos puede ser preciso  la utilización de algunos dispositivos para ayudar a la realización de los ejercicios como conos que son piezas diseñadas para introducir en la vagina de la mujer que para sujetarlos tiene que realizar contracciones de la musculatura pélvica; dispositivos eléctricos que estimulan músculos seleccionados para producir una contracción o pesarios que se utilizan en mujeres con cistocele o prolapso uterino.
  • Fármacos como la duloxetina se pueden utilizar junto con la realización de ejercicios del suelo pélvico en mujeres con incontinencia urinaria de esfuerzo de grado moderado o grave.
  • Cirugía

¿Cuál es el tratamiento de la incontinencia urinaria de urgencia?

  • Fisioterapia. Hay que realizar micciones voluntarias frecuentes para mantener un bajo volumen de orina y entrenamiento para inhibir las contracciones del músculo de la vejiga y el objetivo es prolongar el tiempo entre evacuaciones sin incontinencia. Los pacientes tienen que realizar contracciones y relajaciones de la musculatura pélvica cuando tengan ganas de orinar y una vez controlada la urgencia irán sin prisa a evacuar.  En personas con déficit cognitivo se recomienda realizar evacuaciones a intervalos de tiempo fijo y evacuaciones programadas en función de las costumbres individuales. Hay que utilizar el baño de forma programada.
    Incontinencia urinaria. Pérdidas de orina. Controlar las pérdidas de orina. Suelo pélvico
  • Tratamiento farmacológico. Se utiliza cuando la fisioterapia no es útil. Se pueden utilizar la oxibutinina, trospio, tolterodina o solifenazina . Los efectos secundarios suelen ser sequedad de boca, visión borrosa, estreñimiento, somnolencia o retención de orina.
  • Cirugía o estimulación eléctrica en algunas ocasiones.

¿Cuál es el tratamiento de la incontinencia urinaria por rebosamiento?

El tratamiento depende de la causa. Si es por obstrucción prostática podría estar indicada la cirugía. Si hubiera un cistocele que obstruye la uretra sería útil introducir un pesario en la mujer. En pacientes motivados se puede considerar el vaciado de la vejiga mediante sondaje intermitente.
Prevención:
  • Mantener buena higiene personal
  • Mantener ingesta líquida adecuada (si se hace ejercicio o hace más calor habría que aumentarla)
  • Vaciar completamente la vejiga cuando se tenga ganas de orinar
  • Procurar ir regularmente al baño de 5 a 8 veces al día
  • Mantener un hábito intestinal regular
  • Una vez adquirido el hábito hay que procurar retener al orina durante periodos largos de tiempo
  • La realización de ejercicios de suelo pélvico antes del parto parece que es protectora de la incontinencia urinaria posnatal inmediata
  • La cesarea también suele ser protectora de la incontinencia y la realización de episiotomía no protege de la incontinencia
  • Absorbentes de incontinencia. Son productos sanitarios de un solo uso que se ajustan al cuerpo para absorber y retener la orina en su interior para mantener la piel seca y sin humedad. Están indicados en personas con incontinencia urinaria o fecal leve, moderada o grave. Hay pacientes que los precisan de forma transitoria y otros a largo plazo. Los factores que influyen en la elección de que tipo de producto utilizar dependen de las preferencias personales, el grado de invalidez, el sexo, la situación de la piel y la disponibilidad de cuidadores. Los absorbentes suelen tener en la capa superior un material para evitar la sensación de humedad en la piel, en la capa media material de celulosa que en contacto con la orina se convierte en un gel y absorbe los malos olores y una capa inferior impermeable que evita la salida de humedad al exterior.
Según la capacidad de absorción los absorbentes de incontinencia pueden ser:
  • De goteo para incontinencias leves (50-300 cc)
  • De día para incontinencias moderadas (600-900 cc)
  • De noche para incontinecias moderadas-graves (900-1200 cc)
  • De supernoche para incontinencias graves (más de 1200 cc)
Según el tipo o forma y sistema de sujeción de los absorbentes de incontinencia:
  • Rectangular. Es una compresa rectangular y se sujeta mediante braga de malla elástica lavable y transpirable en varias tallas. Suelen utilizarse en personas con mayor movilidad y menor problema de incontinencia.
  • Anatómico. Compresa con escotaduras en la zona inguinal para adaptarse a la anatomía del paciente. La sujeción es mediante braga de malla elástica lavable y transpirable de varias tallas. Los hay de día, noche y supernoche.
  • Elásticos. Es la braga-pañal. Puede sujetarse con un cinturón autoadhesivo y un sistema de velcro que permite pegar y despegar el absorbente o mediante etiquetas autoadhesivas que pueden pegarse y despegarse.
Los pañales hay que revisarlos con frecuencia y cambiarlos cuando sea necesario ya que el contacto con la orina prolongado puede contribuir a irritación e infección de la piel.  Hay que limpiar y secar la piel de la zona y aplicar crema protectora cuando se cambie el pañal. 

Actualizado el 9 de Septiembre de 2013

Todo el contenido de esta página web es puramente informativo. Siempre que tenga alguna duda debe consultar su caso con un profesional sanitario.

Si te ha sido útil el contenido de nuestra página, síguenos en facebook pulsando "me gusta" o en google+

imprimir página
Facebook

Nosotros suscribimos Los Principios del código HONcode de la Fundación Salud en la Red Nosotros suscribimos los Principios del código HONcode.
Compruébelo aquí.




 
Google+