Etiquetas

Traducir

Google+ Followers

jueves, 29 de agosto de 2013

Insomnio en el anciano

El insomnio es la dificultad para conciliar o mantener el sueño, despertar más temprano de lo esperable, o simplemente despertar con la impresión de no haber tenido un sueño reparador, durante al menos un mes.

Lo más importante para diferenciar los cambios del sueño relacionados con la edad y el insomnio son los
efectos sobre el funcionamiento diurno. Si los cambios del sueño no se acompañan de estrés y consecuencias diurnas no se hablará de insomnio. Una persona mayor puede dormir unas 4-5 horas al día y si no tiene repercusión durante el día no se considerará insomnio.

Insomino. Tratamiento del insomnio. Sueño. El insomnio es muy frecuente a cualquier edad pero aumenta con los años como consecuencia normal del mismo envejecimiento y es un problema no diagnosticado ni tratado con las repercusiones que tiene en la calidad de vida y funcionamiento de la persona. 

Un insomnio no tratado puede producir cansancio, problemas de memoria y concentración, ansiedad, depresión y mayor riesgo de caídas.

La mitad de la población anciana puede tener un trastorno del sueño.

Características del sueño en personas mayores

En las personas mayores hay una serie de características en el sueño:
  • El sueño es más fragmentado con repetidos y frecuentes microdespertares que hace que no sea reparador
  • Hay  una tendencia a siestas o cabezadas múltiples durante el día.
  • Tendencia a un sueño nocturno adelantado y a un despertar precoz
  • Mayor número de despertares nocturnos que pueden ser más prolongados
  • Sueño más ligero (más fácil despertar con estímulos ambientales como luz, sonido o temperatura)
  • Suelen tener varias enfermedades y tomar múltiples fármacos
  • Disminución de la cantidad de sueño respecto al tiempo en cama
  • Percepción de mala calidad del sueño
Entre los factores protectores para tener un trastorno del sueño en el anciano destaca llevar una vida activa y socialmente satisfactoria y de riesgo para presentarlos tener malos hábitos del sueño, tomar fármacos y algunas enfermedades médicas.

¿Cómo se trata el insomnio?

El objetivo del tratamiento del insomnio es mejorar la calidad y cantidad del sueño y el funcionamiento durante el día, reducir los despertares nocturnos e incrementar el tiempo total que se está dormido.

Terapias cognitivo-conductuales
Estas técnicas engloban la higiene del sueño,  técnicas de relajación, control de estímulos, restricción del sueño ..
Higiene del sueño
Pretende crear mejores hábitos de sueño:
    Insomino. Tratamiento del insomnio. Sueño
  • Mantener un horario fijo para acostarse y levantarse, incluidos fines de semana y vacaciones.
  • Evitar la siesta. En casos concretos se puede permitir una siesta no mayor de 30 minutos.
  • Evitar bebidas que contengan cafeína y teína.
  • Permanecer en la cama el tiempo suficiente adaptándolo a las necesidades reales del sueño. Reducir el tiempo en la cama mejora el sueño y al contrario estar mucho tiempo en la cama puede producir un sueño más  fragmentado y ligero
  • Evitar realizar en la cama actividades como ver la televisión, leer o escuchar la radio
  • Limitar el consumo de líquidos por la tarde y después de la cena
  • Evitar el consumo de alcohol y tabaco varias horas antes de ir a dormir ya que perjudican el sueño. El alcohol facilita el sueño pero lo fragmenta y da pesadillas.
  • Realizar ejercicio físico al menos 1 hora al día por lo menos 3 horas antes de ir a dormir y evitar la actividad física intensa antes de acostarse.
  • Mantener el dormitorio con temperatura agradable y niveles mínimos de luz y sonido.
  • Evitar cenas abundantes y no acostarse hasta que hayan pasado 2 horas después de la cena.
  • Si se despierta por la noche no comer nada ya que podría comenzar a despertarse a la misma hora sintiendo hambre.
  • Ir a la cama cuando se tenga sueño y levantarse si pasan más de 30-45 minutos sin conciliar el sueño y  salir de la cama y de la habitación y hacer una actividad relajante y monótona hasta sentir sueño de nuevo, y sólo entonces volver a la cama, no antes. Repetir si es necesario.
  • Evitar las preocupaciones en la cama
  • No tomar fármacos con efectos estimulantes durante la noche ni con efectos sedantes durante el día.
Técnicas de relajación
El objetivo de la relajación progresiva es que el paciente consiga niveles profundos de relajación muscular de forma rápida y sencilla en el momento de irse a dormir para facilitar el sueño, ayudan al control de la ansiedad anticipatoria. Se puede escuchar música suave, ejercicios de relajación muscular, visualizar imágenes agradables, respiración diafragmática, meditación …

Restricción del sueño
Se pretende ajustar el tiempo en cama al tiempo real que se duerme ya que se ha visto que una ligera deprivación de sueño favorece un sueño más eficaz. 
Se reduce el número de horas de dormir a no menos de 4 horas y no se permite dormir fuera de este horario.

Control de estímulos 
El objetivo es que el paciente asocie la cama con sueño y para ello el paciente debe ir a la cama sólo con sueño y para dormir.

Fototerapia o terapias con luz brillante
Se basan en la exposición a la luz durante 1-2 horas por la mañana o a primeras horas de la tarde en pacientes con dificultad para quedarse dormidos.

Fitoterapia
Insomino. Tratamiento del insomnio. Sueño
Se han recomendado diversas plantas medicinales para el tratamiento del insomnio como la melisa, cáñamo indio, el gordolobo, la semilla de amapola o el romero. Su uso suele estar basado en la buena tolerancia y la ausencia de efectos secundarios más que por su efectividad. La valeriana puede ayudar en algunos pacientes en el tratamiento del insomnio.

Tratamiento farmacológico
Para el tratamiento farmacológico del insomnio del anciano se recomienda utilizar la mínima dosis eficaz, usar fármacos que se puedan suspender con facilidad, utilizarlos de forma transitoria (2-4 semanas), administrar el tratamiento de forma intermitente (una vez cada tres noches).
No se recomienda en general el uso de hipnóticos en personas mayores y si se usan no utilizarlos más de 4 semanas y a la menor dosis posible.

Los hipnóticos usados para el insomnio pueden ser:
  • Benzodiacepinas (lorazepam, lormetazepam, midazolam …  ). Los efectos secundarios más frecuentes son la sedación, enlentecimiento, caídas, efecto residual diurno, depresión y abstinencia.  La tolerancia (pérdida de los efectos del fármaco con el tiempo lo que obliga a subir la dosis para recuperar el efecto inicial) se produce a los 5-15 días de la toma continuada. Si se toma de forma continuada la retirada puede producir un insomnio de rebote y precipitar un síndrome de abstinencia.
  • Hipnóticos no benzodiacepínicos (zolpidem, zopiclona). Aumentan el tiempo total de sueño y reducen el número de despertares pero también pueden producir dependencia y dificultades para su retirada si se mantienen más de 2-4 semanas.
  • Antidepresivos como la trazodona o mirtazapina sólo deberían indicarse si está asociada depresión.
  • Melatonina. Es una hormona que tiene su uso aprobado en España para mayores de 55 años insomnes pero hay problemas en su comercialización. Tiene la propiedad de regular los ritmos biológicos del sueño y la vigilia a partir de la percepción de la luz. La melatonina tiene un ritmo diario que muestra mayor concentración en los periodos de oscuridad ya que es estimulada por la oscuridad e inhibida por la luz y cuando aumenta la melatonina el organismo se dispone a dormir. La administración de melatonina podría mejorar la calidad del sueño sobre todo en mayores de 55 años ya que con la edad hay  una disminución de producción endógena. Se toma media hora antes de dormir tras ingesta de comida.
 Actualizado el 29 de Agosto de 2013

Todo el contenido de esta página web es puramente informativo. Siempre que tenga alguna duda debe consultar su caso con un profesional sanitario.

Si te ha sido útil el contenido de nuestra página, síguenos en facebook pulsando "me gusta" o en google+

imprimir página
Facebook

Nosotros suscribimos Los Principios del código HONcode de la Fundación Salud en la Red Nosotros suscribimos los Principios del código HONcode.
Compruébelo aquí.




 
Google+