Etiquetas

Traducir

Google+ Followers

viernes, 21 de junio de 2013

Escoliosis

La escoliosis es una deformidad de la columna en la que esta se inclina hacia los lados y gira sobre su eje. Si la columna estuviera muy torcida, las costillas quedarían más próximas de un lado que de otro y también podría estar una escápula más baja que otra.
Esta deformidad suele aparecer en la infancia y produce una inclinación lateral en el plano frontal junto con una rotación vertebral. Dependiendo de la localización de la curva la escoliosis puede ser torácica, toracolumbar o lumbar.

¿Cuál es la causa de la escoliosis?

La curva escoliótica se origina durante el crecimiento teniendo un carácter progresivo y lento, por lo que cuando se diagnostica ya se ha producido la deformidad.
La prevalencia es del 2-4% en niños entre 10-16 años y es algo más frecuente en el sexo femenino.
No se conocen las causas exactas pero se cree que hay cierta relación familiar. En el 70-85% de los casos se trata de una escoliosis idiopática que puede aparecer en la edad infantil (hasta los 4 años) o juvenil (de los 4 a los 10 años) pero se suele manifestar en la adolescencia. El resto de los casos de escoliosis  puede ser por alteraciones congénitas, neuromusculares, conectivopatías, postraumáticas …
Escoliosis. Escoliosis congénita

¿Cuáles son los síntomas de la escoliosis?

Clínicamente puede haber dolor, debilidad muscular, afectación neurológica y asimetría de reflejos. En casos severos si la curvatura es muy marcada y se aproximan las costillas entre ellas puede haber un problema en la cavidad torácica con problemas en pulmones y corazón.

 ¿Cómo se diagnostica la escoliosis?

La detección precoz es fundamental. Numerosos casos de escoliosis no tratadas tienen una evolución muy severa que dificulta su posterior tratamiento.
Para el diagnóstico se utiliza el test de flexión vertebral de Adams en el que se observan si hay deformidades con el paciente con el tronco flexionado, suele observarse una giba por la rotación de los cuerpos vertebrales.
En la mayoría de los pacientes la curva es tan pequeña que no suele producir ningún problema.

¿Cuál es el tratamiento de la escoliosis?

El tratamiento debe evitar la progresión de la curva con los diferentes tipos de corsés y si la curva tiene un cierto grado se recomienda cirugía.

Escoliosis. Columna torcida. Deformidad de columna
 Las indicaciones actuales son:
  • Curvas inferiores a 25º. Revisión clínica cada 4 meses.
  • Curvas entre 25-40º. Utilizar un corsé para evitar que avance la curva. Los corsés más modernos son ligeros y poco voluminosos y quedan cubiertos fácilmente por ropa.
  • Curvas superiores a 40º. Precisan cirugía.  La técnica que se emplea es la artrodesis (fijar y recolocar las vertebras a veces con una varilla para enderezar la columna).  Los pacientes con mayor riesgo de progresión de la curva son las niñas premenárquicas en las que se suele realizar una artrodesis posterior y también anterior. Pacientes que ya han completado la maduración ósea se les suele realizar una artrodesis posterior si la escoliosis es torácica o artrodesis anterior si la escoliosis es dorsolumbar o lumbar. Es importante artrodesar (fijar) la extensión correcta para evitar rigideces o dolor lumbar. Los casos de dolor aumentan si la artrodesis se extiende por debajo de la tercera vértebra lumbar. Se debe utilizar una artrodesis lo menos extensa posible pero llegando a las vértebras límite. 
Actualizado el 21 de Junio de 2013

Todo el contenido de esta página web es puramente informativo. Siempre que tenga alguna duda debe consultar su caso con un profesional sanitario.

Si te ha sido útil el contenido de nuestra página, síguenos en facebook pulsando "me gusta" o en google+

imprimir página
Facebook

Nosotros suscribimos Los Principios del código HONcode de la Fundación Salud en la Red Nosotros suscribimos los Principios del código HONcode.
Compruébelo aquí.




 
Google+