Etiquetas

Traducir

Google+ Followers

domingo, 5 de mayo de 2013

Vacuna triple vírica: Sarampión, Rubeola, Parotiditis (paperas)

Son enfermedades producidas por 3 virus distintos que afectan principalmente a niños y que no tienen tratamiento específico:

Sarampión: Es una enfermedad vírica muy contagiosa y que puede producir complicaciones graves y a veces mortales como neumonías y encefalitis.  Suele comenzar con un cuadro febril con manchas rojas por todo el cuerpo, tos irritativa y conjuntivitis (ojos rojos). También aparecen unas lesiones típicas y exclusivas de esta enfermedad que son las manchas de Koplik que son lesiones blanquecinas con halo rojizo en la mucosa de la boca.

Rubeola: Es una enfermedad vírica leve pero que si se contrae durante el embarazo puede ocasionar lesiones graves y permanentes en el feto (rubeola congénita). De ahí la importancia de estar inmunizado (ya sea con la vacuna o por haber padecido la enfermedad) en la infancia. Se suele presentar un cuadro leve de fiebre con manchas por el cuerpo, ganglios en el cuello, retroariculares y occipitales. También puede haber dolores articulares (artralgias).

Parotiditis (paperas):  Es una infección de las glándulas que producen la saliva sobre todo las parótidas (que son las de mayor tamaño). Se suele producir inflamación, dolor y aumento de tamaño de las parótidas. A veces se asocia a inflamación de los testículos u ovarios y también se puede producir meningitis pero de características benignas.

El reservorio de estas infecciones es exclusivamente humano y la vacuna de la que disponemos es eficaz por lo que serían enfermedades erradicables pero en los últimos años por las migraciones y la constante movilidad de las personas por ocio, trabajo … ha habido un aumento en el número de casos sobre todo del sarampión con casos importados que han ocasionado la recirculación del virus salvaje y el contagio a personas susceptibles de la comunidad.

Actualmente ha habido un brote de parotiditis sobre todo en niños que sólo recibieron una dosis de la vacuna triple vírica y también los que han recibido dos dosis pero una de ellas con una cepa Rubini (Trivaten distribuida por BERNA) que fue menos efectiva y por ese motivo se retiró del mercado español. Por esto se está revisando en los centros de salud el estado de vacunación a las personas nacidas entre el 01-01-1995 y 31-12-1998 y también las nacidas entre 01-01-1985 y 31-12-1988 y si  no están adecuadamente inmunizados se les está administrando una dosis adicional de triple vírica.       
  
Estas infecciones se contagian por vía aérea por las secreciones que se expulsan al toser, hablar … El periodo de incubación es entre 2-3 semanas.

La vacuna es de virus vivos atenuados y se ponen dos dosis; una entre los 12-15 meses y otra entre los 3-6 años. Solo si hay una situación de riesgo de contagio se puede administrar antes de los 12 meses (a partir de los 6 meses); si esto sucede hay que volver a poner las dos dosis a las edades indicadas.  Si se administra a una mujer en edad fértil hay que posponer un mes la posibilidad de embarazo. También se puede administrar a la vez que la vacuna de la varicela pero en sitios diferentes, si no se pone a la vez hay que separarla al menos 4 semanas.

Con la vacunación se pretende controlar los brotes de sarampión con sus potenciales consecuencias, los brotes de parotiditis y el síndrome de rubeola congénita y para ello es importante:
  • Alcanzar y mantener coberturas de vacunación superiores al 95% con las dos dosis de triple vírica.
  • Recaptar a personas susceptibles que no tengan documentada la administración de dos dosis de vacuna o de inmunidad.
  • Sospechar clínicamente sarampión, rubeola y parotiditis para establecer las medidas preventivas correspondientes y realizar la declaración individual y urgente y actuar sobre los contactos de los casos.
La vacuna está contraindicada por reacciones alérgicas graves con una dosis anterior de la vacuna o si se presenta una enfermedad importante. También está contraindicada en el embarazo.

La vacuna no está contraindicada con enfermedades leves como cuadros catarrales, ni en alérgicos al huevo y tampoco es necesario haber tomado huevo con anterioridad a la administración de la vacuna. Si se hubiera tenido una reacción alérgica importante con el huevo se conveniente comentarlo antes de la administración con el pediatra o enfermera.
Con la administración de la vacuna se puede producir una reacción local y a los 5-15 días puede aparecer fiebre o una erupción cutánea que desaparecen después.

Actualizado el 5 de Mayo de 2013

Todo el contenido de esta página web es puramente informativo. Siempre que tenga alguna duda debe consultar su caso con un profesional sanitario.

Si te ha sido útil el contenido de nuestra página, síguenos en facebook pulsando "me gusta" o en google+

imprimir página
Facebook

Nosotros suscribimos Los Principios del código HONcode de la Fundación Salud en la Red Nosotros suscribimos los Principios del código HONcode.
Compruébelo aquí.




 
Google+