Etiquetas

Traducir

Google+ Followers

domingo, 5 de mayo de 2013

Vacuna contra el virus del Papiloma Humano (VPH)

El virus del papiloma humano VPH es un virus con afinidad por la piel y mucosas. Hay más de 100 serotipos distintos de este virus.

La infección por el virus del papiloma es la enfermedad de transmisión sexual más frecuente y puede aparecer desde el inicio de las relaciones sexuales y es más frecuente en adolescentes y adultos jóvenes. El 80% de las mujeres sexualmente activas se infectan en algún momento de su vida por el virus del papiloma y en un 10-20% de estas se produce una infección persistente. Esta infección es especialmente importante en las mujeres por la asociación de esta infección con la aparición de lesiones preneoplásicas y neoplásicas (cáncer) del cuello uterino.  En la mujer se ha visto que el cáncer de cuello uterino se produce exclusivamente si previamente ha habido una infección por el virus del papiloma humano, aunque sólo algunos de los serotipos del virus del papiloma humano pueden producir el cáncer. El virus del papiloma humano se asocia también al cáncer anal y al de pene.

El virus del papiloma humano se contagia con las relaciones sexuales y la probabilidad del desarrollo del cáncer es mayor cuanto más precoz es el inicio de estas relaciones y mayor número de parejas se tengan.  La mayoría de las infecciones no dan síntomas y los órganos susceptibles de transformación maligna son el cuello uterino y el canal anal.

Muchas jóvenes sexualmente activas tienen infecciones múltiples concurrentes y secuenciales que son transitorias y producen cambios citológicos reversibles. Las mujeres con infección persistente son las que tienen un riesgo mayor de desarrollar lesiones precancerosas de alto grado o cáncer cervical invasivo.
La infección por el virus del papiloma humano es necesaria pero no suficiente para el desarrollo de cáncer, la respuesta inmunológica es fundamental. El 80-90% de las lesiones se resuelven espontáneamente, sólo el 10-20% de las lesiones se cronifican y pueden desarrollar cáncer.

La prevención primaria del cáncer de cérvix sería la utilización de métodos de barrera como preservativos en las relaciones sexuales y las vacunas antes del inicio de las relaciones sexuales. Actualmente hay dos vacunas que protegen contra los tipos de virus del papiloma humano que con más frecuencia producen cáncer (Gardasil y Cercarix). Las vacunas desarrollan defensas y se evitan también verrugas genitales benignas.

La vacunación está incluida en los calendarios sistemáticos de todas las comunidades autónomas españolas administrándose tres dosis a las niñas entre los 11 y 14 años, una inicial, la segunda al mes y la tercera  a los 6 meses. Por encima de esta edad no está financiada por la sanidad española. Una de las vacunas también está autorizada (no financiada) para la prevención de verrugas genitales en varones. Los hombres son meros transmisores del virus del papiloma humano y si se han descrito cáncer producidos por el virus del papiloma humano en otras localizaciones pero son muy raros, por este motivo actualmente no está incluido en el calendario vacunal actual de las comunidades autónomas para los niños.

Actualizado el 5 de Mayo de 2013

Todo el contenido de esta página web es puramente informativo. Siempre que tenga alguna duda debe consultar su caso con un profesional sanitario.

Si te ha sido útil el contenido de nuestra página, síguenos en facebook pulsando "me gusta" o en google+

imprimir página
Facebook

Nosotros suscribimos Los Principios del código HONcode de la Fundación Salud en la Red Nosotros suscribimos los Principios del código HONcode.
Compruébelo aquí.




 
Google+