Etiquetas

Traducir

Google+ Followers

martes, 7 de mayo de 2013

Lactancia artificial

Cuando hay alguna contraindicación para la lactancia materna o esta no es posible o es insuficiente habrá que complementarla con leches adaptadas para lactantes, que son de inicio y de continuación.

La leche para lactantes de inicio se elabora exclusivamente a partir de proteínas de leche de vaca y debe satisfacer todas las necesidades nutricionales durante los 4-6 primeros meses de vida. Se puede utilizar como complemento de la leche materna o como sustitutivo de la leche materna.

La leche de continuación también se elabora exclusivamente a partir de proteínas de la leche de vaca para niños de entre 4-6 meses y 2 años de edad. En este periodo se van introduciendo poco a poco todos los alimentos.

Tanto las fórmulas de inicio como de continuación están enriquecidas con aminoácidos como L-carnitina y taurina que favorecen la maduración del sistema nervioso central; con ácidos grasos poliinsaturados de cadena larga (araquidónico y docohexanoico) que son necesarios en el sistema nervioso central y en células de la retina; nucleótidos que influyen en el desarrollo inmunitario  y hace que los lactantes tengan mayor respuesta inmunitaria frente a las vacunas, menos cuadros de diarrea infecciosa …

¿Cuánta leche han de tormar los bebés?

En el recién nacido que no se da lactancia materna se debe comenzar con una cantidad de 15-20 ml de leche artificial cada 3 horas e ir aumentando 10 ml por toma cada día durante la primera semana. Posteriormente el número y volumen de las tomas es variable y depende de la demanda del propio niño aunque la media suelen ser unos 150 ml/kg/día que se dividirá entre el número de tomas (5-8 tomas). Por ejemplo, un niño de 4 kg de peso lo normal es que tome  600 ml al día de media. Depende de la leche y el fabricante pero en general se suele añadir una medida rasa de leche en polvo por cada 30 ml de agua para obtener una concentración adecuada.

¿Cómo preparar el biberón?

La leche se disuelve con facilidad agitando el biberón enérgicamente sin que queden grumos. Es conveniente prepararla para cada toma y en caso de que se prepare con antelación mantenerla en el frigorífico aunque no más de 24 horas. La leche se puede calentar al baño María o con un calienta biberones; mejor no calentar en microondas por conseguir un calentamiento irregular (si así se hiciera es conveniente agitarla enérgicamente para conseguir un calor uniforme antes de administrarla al bebé).

Para la preparación del biberón se debe utilizar agua potable del grifo o embotellada, poco mineralizada. No se recomienda hervir el agua ya que da peor sabor y se concentran las sales minerales. La esterilización sólo es precisa en aguas no controladas y se debe hervir durante 3 minutos.

En cuanto a la esterilización el biberón y las tetinas si las condiciones higiénico dietéticas no son adecuadas y es suficiente con sumergir y hervirlos, también se pueden utilizar soluciones con desinfectantes con hipoclorito al 1% o esterilizar por acción del vapor o micorondas. Para preparar un biberón hay que lavarse las manos pero no es necesario hervir las tetinas ni los biberones, sólo hay que lavarlos y cepillarlos con agua y jabón.

Antes de dar el biberón hay que comprobar la temperatura (dejar caer unas botas en la parte interior de las muñecas, y comprobar que está templada) y al niño hay que colocarlo semisentado con la cabeza apoyada en el brazo y el biberón inclinado. La tetina debe tener un orificio lo suficientemente grande que permita un goteo continuo y la zona de la tetina tiene que estar siempre llena de leche -inclinando el biberón tanto como sea necesario- para evitar que el lactante trague aire. Después de la toma hay que poner al lactante con la espalda recta para facilitar la eliminación de los gases.

¿Cuáles son las leches específicas?

Para los lactantes con problemas específicos hay distintas leches infantiles modificadas:
  • Leches para prematuros: Los niños que nacen antes de la semana 37 de gestación, recién nacidos con un peso entre 1500-2500 gramos o los de menos de 1000 gr al nacer suelen tener cierto grado de inmadurez en sus sistemas. Hay evidencia científica para considerar el mejor alimento para el prematuro la lactancia materna pero cuando no es posible la leche específica para prematuros mejora el crecimiento y desarrollo mental. Son adecuadas en prematuros con peso menor a 2 kg. Estas leches deben mantenerse hasta la semana 40-44 de edad corregida o cuando el niño alcance los 3-3,5 kg, entonces se podrá sustituir por la leche de inicio.
  • Leches antirregurgitación: Las regurgitaciones en el lactante son fisiológicas, no requieren tratamiento y se resuelven espontáneamente a los 12 meses de vida. La indicación de este tipo de leches es para niños en los que no se gana suficiente peso debido a las regurgitaciones.  Estas leches están contraindicadas en la esofagitis por reflujo. Son leches bien toleradas y disminuyen la incidencia y gravedad de las regurgitaciones.
  • Leches antiestreñimiento: Los lactantes de leche artificial tienen tendencia al estreñimiento. Este tipo de leches están enriquecidas con ácido palmítico para favorecer la absorción de grasas, calcio y magnesio. Están indicadas en lactantes que toman leche artificial de inicio o continuación con tendencia al estreñimiento funcional.
  • Leches anticólico: El cólico del lactante es un llanto excesivo que suele aparecer entre la 2-4ª semanas de vida y suele desapareceré a los 4-6 meses. Es un problema autolimitado y benigno y no se ha demostrado científicamente su utilidad pero en algunos casos puede beneficiar.
  • Leches sin lactosa: Están indicadas en niños con intolerancia primaria (excepcional) o secundaria a la lactosa (niños con gastroenteritis grave, desnutrición o menores de 6 meses con deshidratación grave) o signos de intolerancia secundaria a la lactosa como eritema perianal, distensión abdominal … No debe retirarse la lactancia materna ni sustituirla por una leche sin lactosa. No debe indicarse el uso de leche sin lactosa como norma general en el tratamiento de las gastroenteritis solo en casos concretos. Estas leches no deben utilizarse más de 4 semanas y si fuera necesario utilizarla más tiempo habría que dar un aporte adicional de calcio.
  • Leches de soja (con proteínas vegetales y sin lactosa) están indicadas en lactantes mayores de 6 meses con alergia a las proteínas de la leche de vaca mediada por IgE sin desnutrición, prematuridad o problemas digestivos; intolerancia primaria o secundaria a la lactosa; galactosemia e hijos de padres vegetarianos que rechazan una fórmula láctea.
  • Leches hidrolizadas. En estas se transforman las proteínas en aminoácidos y péptidos de bajo peso molecular, que son menos alergénicos y se absorben mejor. Según el grado de hidrólisis hay dos tipos:
    • Hidrolizados parciales que no están exentas de antígenos por lo que no deben utilizarse en lactantes con alergia a las proteínas de leche de vaca.
    • Hidrolizados extensos que están indicadas en alergias mediadas por IgE o alergia a las proteínas de la leche de vaca tanto de forma preventiva en lactantes de alto riesgo atópico como en el tratamiento y en lactantes con enfermedades digestivas que produzcan malabsorción. Estas leches tienen peor sabor y producen unas heces mas pastosas al producir mayor contenido en agua en las heces.
  • Leches elementales. Son fórmulas sintéticas formadas por aminoácidos, la lactosa se sustituye por dextrinomaltosa o polímeros de glucosa y triglicéridos de cadena media, como lípidos, añadiendo ácidos grasos esenciales de cadena larga. Es la alternativa en niños con alergia a las proteínas de leche de vaca que no responde con hidrolizados extensos.
Actualizado el 8 de Mayo de 2013

Todo el contenido de esta página web es puramente informativo. Siempre que tenga alguna duda debe consultar su caso con un profesional sanitario.

Si te ha sido útil el contenido de nuestra página, síguenos en facebook pulsando "me gusta" o en google+

imprimir página
Facebook

Nosotros suscribimos Los Principios del código HONcode de la Fundación Salud en la Red Nosotros suscribimos los Principios del código HONcode.
Compruébelo aquí.




 
Google+