Etiquetas

Traducir

Google+ Followers

martes, 7 de mayo de 2013

Gastroenteritis aguda

La gastroenteritis aguda es una inflamación del tracto gastrointestinal producida por una infección o una intoxicación alimentaria. Se debe diferenciar de otras enfermedades digestivas y extradigestivas que se manifiestan con vómitos y diarrea o incluso con la toma de algunos fármacos. En niños es frecuente la aparición de vómitos y diarrea en algunas viriasis sistémicas o en otitis, neumonías …

La mayoría de las gastroenteritis en adultos y niños previamente sanos son autolimitadas y de corta duración pero en países subdesarrollados si hay desnutrición el pronóstico puede ser grave.

El contagio es fecal-oral y puede ser por alimentos mal preparados, agua contaminada o por contacto directo con individuos infectados.

¿Cómo se previene la gastroenteritis?

Gastroenteritis aguda. Gastroenteritis. Tratamiento para la gastroenteritisPara prevenir la gastroenteritis se recomienda:
  • Lavado de manos antes de comer o manipular los alimentos.
  • Lavar bien con agua y/o lejías de uso alimentario las frutas y verduras.
  • Beber agua correctamente esterilizada o embotellada sobre todo en viajes a zonas con agua sin esterilizar o contaminadas.
  • No consumir alimentos en lugares no higiénicos.

¿Cuáles son los síntomas de la gastroenteritis?

La gastroenteritis aguda se manifiesta como diarrea, vómitos o dolor abdominal y con menor frecuencia sólo alguno de los síntomas. Las gastroenteritis infecciosas pueden ser producidas por virus, bacterias o parásitos. En niños habitualmente son producidas por virus. Si en la diarrea hay emisión de sangre, es que ha afectado al colon y si es así la infección es bacteriana (con sangre la gastroenteritis no es vírica) y  también se puede presentar fiebre. Los síntomas comienzan entre 12 y 72 horas después de contraer la infección y si es de origen viral se resuelve en unos días.

¿Cuál es el tratamiento para la gastroenteritis?

La mayoría de los episodios de gastroenteritis son autolimitados y no requieren tratamiento antibiótico específico. La complicación más importante es la deshidratación. Para ello se recomienda tomar abundantes líquidos en forma de limonada alcalina o con sueros que se venden en las farmacias con el porcentaje de electrolitos adecuado.

punta de cuchillo (preparación limonada alcalina) gastroenteritisLa limonada alcalina se prepara con un litro de agua, el zumo de dos limones, una punta de cuchillo de sal y otra de bicarbonato y se endulza con sacarina o azúcar al gusto. Se deben tomar entre 2-3 litros al día según la intensidad de los vómitos y diarrea.

La rehidratación ha de ser progresiva comenzando con una cucharadita de líquido, a los 2-3 minutos otra, después pequeños sorbos y así sucesivamente, hasta que el paciente vaya admitiendo poco a poco el líquido.

Además de la hidratación es necesario realizar reposo intestinal. Al principio tomar sólo líquidos con azúcar y progresivamente ir introduciendo alimentos astringentes y ligeros. A partir del segundo día además de tomar abundantes líquidos se puede comenzar con dieta astringente a base de jamón de york, arroz blanco, pollo sin piel a la plancha, pescado cocido, manzana (rallada para que se oxide), plátanos, membrillo, patata cocida con zanahoria (se puede tomar la zanahoria o no, según tolerancia, pero cocer la patata con la zanahoria)… y en días posteriores si la evolución es buena se pueden ir introduciendo el resto de los alimentos, lo último los lácteos.

Los niños con lactancia materna continuarán con la alimentación. En niños no lactantes y adultos se recomiendan dieta astringente en pequeñas tomas y frecuentes evitando lácteos y alimentos ricos en residuos como frutas y verduras.

 En general se recomienda:
    Gastroenteritis aguda. Gastroenteritis. Tratamiento para la gastroenteritis
  • Evitar alimentos y bebidas con un alto contenido en azúcares elementales porque favorecen la diarrea osmótica.
  • Evitar las grasas por retrasar el vaciado gástrico. 
  • Tomar alimentos con hidratos de carbono complejos como el arroz, patatas, jamón de york, pollo sin piel y cereales por su buena tolerancia. 
  • Excluir la leche y derivados ya que suele haber una intolerancia transitoria a la lactosa. El primer lácteo que se  suele introducir es el yogur que contiene escasa o nula cantidad de lactosa y aporta lactobacilos que ayudan a reponer la flora intestinal. Actualmente se encuentra con mucha facilidad en los supermercados leches y productos lácteos sin lactosa que se podrían tomar con tranquilidad.
Lo último que se introduce en la dieta son los lácteos por el déficit secundario de lactosa cuando hay una gastroenteritis (se pierde de forma transitoria de las vellosidades del colon la lactasa que es la enzima que digiere la lactosa y hasta que no se regenera la lactasa si se toman alimentos que contienen lactosa se produce más diarrea).

Para el control de los vómitos si son intensos se suele recomendar la metoclopramida y para el dolor abdominal cólico también a veces se pauta la buscapina.

El tratamiento antibiótico está indicado en algunas gastroenteritis bacterianas o parasitarias que se suelen administrar por vía oral y previa realización de un coprocultivo (cultivo de las heces).

Actualizado el 27 de Agosto de 2013

Todo el contenido de esta página web es puramente informativo. Siempre que tenga alguna duda debe consultar su caso con un profesional sanitario.

Si te ha sido útil el contenido de nuestra página, síguenos en facebook pulsando "me gusta" o en google+

imprimir página
Facebook

Nosotros suscribimos Los Principios del código HONcode de la Fundación Salud en la Red Nosotros suscribimos los Principios del código HONcode.
Compruébelo aquí.




 
Google+