Etiquetas

Traducir

Google+ Followers

viernes, 10 de mayo de 2013

Displasia de cadera

La displasia de cadera es una anomalía en la articulación de la cadera del bebé en la que el fémur se sale de su sitio con un ruido similar a un chasquido debido a que el fémur no contacta bien con el acetábulo (cavidad donde se aloja).
El hueso del fémur se puede salir de la cavidad de forma intermitente por inmadurez o permanente (cadera luxada).
Cuatro niños de cada mil recién nacidos presentan displasia de cadera.

Sucede con más frecuencia en:
  • niñas 
  • si el parto ha sido con presentación de nalgas
  • o si hay antecedentes familiares de displasia de cadera.

¿Cómo se diagnostica la displasia de cadera?

El diagnóstico precoz es fundamental para un tratamiento correcto antes de que el niño empiece a andar.

El pediatra en sus revisiones, realiza una prueba de cadera y aunque suceda el click normalmente desaparece según crece el niño, pero es preciso vigilar la evolución de la cadera.
En cada revisión se deben explorar las caderas valorando los movimientos espontáneos de las piernas, la longitud de las mismas, asimetría de pliegues y la marcha del niño.

Displasia de cadera

Ante una exploración dudosa el pediatra puede solicitar una ecografía de caderas en lactantes menores de 5 meses o una radiografía de caderas en lactantes a partir de los 6 meses. Si la exploración es positiva se derivará al traumatólogo infantil.

¿Cuál es el tratamiento para la displasia de cadera?

Cuanto antes se inicie el tratamiento mayor es la posibilidad de una buena respuesta y una curación completa, evitando el desarrollo de artrosis, cojera  y dolor.  
El tratamiento de la displasia de cadera consistirá en mantener la cabeza del fémur en su lugar durante un tiempo, dejando que el hueso se desarrolle y se adapte.

Hasta hace poco tiempo el tratamiento del click de cadera consistía en poner al bebe un doble pañal con el fin de mantener los muslos separados hasta que se fortaleciera la pelvis pero actualmente los pediatras suelen preferir métodos más eficaces que mantengan las piernas separadas al niño de forma continua como el arnés o correas de Pavlik que es un dispositivo que mantiene las caderas reducidas y en la posición correcta para que pueda desarrollarse bien.
El tratamiento suele durar entre 2 y 4 meses con una resolución hasta el 90% en niños menores de 6 meses. 
En niños mayores de 6 meses el tratamiento es más complejo colocando un yeso pelvipédico e incluso cirugía, de ahí la importancia del diagnóstico precoz. 
Después del año de vida el tratamiento suele ser una cirugía de reconstrucción de la cadera.

Actualizado el 10 de Mayo de 2013

Todo el contenido de esta página web es puramente informativo. Siempre que tenga alguna duda debe consultar su caso con un profesional sanitario.

Si te ha sido útil el contenido de nuestra página, síguenos en facebook pulsando "me gusta" o en google+

imprimir página
Facebook

Nosotros suscribimos Los Principios del código HONcode de la Fundación Salud en la Red Nosotros suscribimos los Principios del código HONcode.
Compruébelo aquí.




 
Google+