Etiquetas

Traducir

Google+ Followers

martes, 2 de abril de 2013

Laringitis aguda

La larigitis es una infección de la región subglótica (laringe) que suele afectar a la traquea y bronquios, generalmente de origen viral, con una mayor incidencia entre los 6 meses y los 3 años.  
Suele haber epidemias anuales entre noviembre y marzo. Los primeros días son muy contagiosos transmitiéndose con las secreciones respiratorias.

 ¿Cómo se diagnostica la laringitis?

La laringitis aguda suele comenzar como un cuadro catarral con secreción nasal acuosa, tos ronca y a veces fiebre.
Luego aparecen síntomas por la inflamación de la laringe como la voz y llanto ronco y tos perruna.
También pueden aparecer síntomas debidos a distintos grados de obstrucción de la vía aérea como el estridor laríngeo (ruido al inspirar) y dificultad de respirar.
Estos síntomas tienen un curso fluctuante y suelen empeorar por las noches.
El cuadro dura unos 5 ó 6 días aunque la tos puede persistir más tiempo.

El diagnóstico es clínico principalmente siendo raro que se precisen otras pruebas.

¿Cómo se trata la laringitis?

El tratamiento de la laringitis dependerá del grado de obstrucción de la vía aérea y de la  afectación del niño y es muy importante tranquilizar a los padres y al niño. Consistirá en:
  • Aumentar la humedad ambiental y vapores fríos con humidificadores y vaporizadores o incluso el aire fresco de la noche ayuda a mejorar. El vapor frío de la noche calma la garganta inflamada e irritada. Otra posibilidad es abrir el agua caliente en el cuarto de baño para aumentar la humedad.
  • Mantener al bebe o al niño en posición erguida facilita la respiración.
  • Para ablandar las secreciones mucosas es recomendable beber mucho líquido.
  • Antitérmicos si fiebre
  • Antibióticos. No son útiles en las laringitis virales
  • Adrenalina con suero en nebulizador si el cuadro es más severo con obstrucción de vías aéreas.
  • Corticoides en nebulizador también se usan para cuadros mas severos.
  • Corticoides orales. Mejoran la sintomatología pero no está claro que modifiquen el pronóstico final.
La mayoría de las veces es un cuadro benigno y el niño seguirá tosiendo y expectorando unos días más.

La laringitis hay que distinguirla de la epiglotitis aguda que es una inflamación aguda y un edema de la epiglotis y resto de estructuras supraglóticas generalmente causada por una bacteria (H. influenzae) pero ha disminuido mucho la incidencia de esta enfermedad desde que se incluyó el H. influenzae en el calendario vacunal infantil. Esto es una urgencia vital porque si no se instaura tratamiento progresa hasta producir la muerte por asfixia. El comienzo es brusco con fiebre, odinofagia y salivación.

Precaución

Cuando su hijo tenga problemas para respirar, tenga los labios de color azulado, y se le hunda el pecho, ha de ir lo antes posible a un servicio médico para atención urgente.

 Actualizado el 29 de Julio de 2013

Todo el contenido de esta página web es puramente informativo. Siempre que tenga alguna duda debe consultar su caso con un profesional sanitario.

Si te ha sido útil el contenido de nuestra página, síguenos en facebook pulsando "me gusta" o en google+

imprimir página
Facebook

Nosotros suscribimos Los Principios del código HONcode de la Fundación Salud en la Red Nosotros suscribimos los Principios del código HONcode.
Compruébelo aquí.




 
Google+