Etiquetas

Traducir

Google+ Followers

martes, 9 de abril de 2013

Infección vaginal

La infección vaginal suelen producirse por la colonización de un patógeno o por cambios de la flora vaginal que permiten que los gérmenes patógenos crezcan.

¿Cuáles son los síntomas de la infección vaginal?

El síntoma más frecuente es la leucorrea (flujo vaginal) con sensación de escozor, dolor y picor. Suele haber dolor y sensación de quemazón cuando la orina toca la vulva aunque también a veces son asintomáticas.

El flujo vaginal varía según la edad, ciclo menstrual, si hay embarazo o toma de anticonceptivos orales. La leucorrea o secreción vaginal fisiológica procede de la secreción cervical preovulatoria, transparente y de aspecto de clara de huevo, y de la descamación vaginal que es premenstrual y de color lechoso.  Este flujo no da síntomas porque es el habitual del ciclo menstrual.

¿Cuáles son las causas de la infección vaginal?


En estas infecciones la transmisión sexual está descrita pero no es el modo predominante de transmisión o contagio, salvo la vaginitis por trichomona que es exclusivamente de transmisión sexual. Por este motivo no suele estar indicado el tratamiento a las parejas sexuales, salvo que tengan síntomas y en la infección por trichomona, porque no suele evitar las recidivas (reapariciones) de las infecciones.

La mayor parte de los casos de infección vaginal se deben a:
  • Vulvovaginitis candidiásica. Es la más frecuente de las vaginitis (infección vaginal) y un 75% de las mujeres tienen algún episodio en su vida y en algunos casos puede haber episodios de repetición. El germen más frecuente es la Candida albicans. Este hongo puede ser un germen normal en la vagina. Son factores de riesgo para candidiasis vulvovaginal la diabetes mellitus, el embarazo,  la toma de antibióticos, la toma de corticoides y la inmunosupresión.  La clínica suele ser picor intenso vulvovaginal y aumento del flujo vaginal (leucorrea) que puede ser acuoso o espeso tipo yogur. A veces se produce dispareunia (dolor con las relaciones sexuales) y escozor al orinar. El tratamiento inicial suele ser con clotrimazol intravaginal y si no fuera efectivo se pautaría un tratamiento por vía oral. No hay evidencias de que tratar a la pareja sexual se mejoren los síntomas o se prevengan recidivas sintomáticas. El hallazgo de cándidas en la vagina de mujeres sin síntomas no es indicación de tratamiento salvo en mujeres embarazadas.
  • Vaginosis bacteriana. Se produce por un aumento de gérmenes como Gardnerella vaginalis, anaerobios… Es la segunda causa de infección vaginal más frecuente de vulvovaginitis en Europa y la más frecuente en Estados Unidos. Muchas mujeres están asintomáticas y no hay beneficio de tratar a las parejas sexuales. Son factores de riesgo las duchas vaginales, el embarazo y los dispositivos intrauterinos (DIU).La clínica consiste en leucorrea (flujo vaginal) maloliente de color blancogrisaceo.  En embarazadas hay que tratarlo porque se asocia a la rotura prematura de membranas y parto pretérmino. El tratamiento de elección es metronidazol por vía oral (evitándolo en el primer trimestre del embarazo).
  • Vaginitis por trichomonas. Es la tercera causa más frecuente de vaginitis (infección vaginal). La trichomona vaginalis se transmite con las relaciones sexuales. El principal factor de riesgo es la existencia de múltiples parejas sexuales. Del 20-50% de las mujeres pueden estar asintomáticas. La trichomoniasis tiene un periodo de incubación de 7 a 21 días. Clínicamente presentan flujo vaginal abundante de color amarillo verdoso o claro de olor anormal. Puede haber picor vaginal, dispareunia (dolor con las relaciones sexuales), hemorragia poscoital o disuria. Con esta infección habría que descartar la existencia de otras enfermedades de transmisión sexual como el VIH, gonorrea, sífilis o infección por Chlamydia.  La tricomoniasis se puede asociar a rotura prematura de membranas y parto pretérmino, por lo que habría que tratar a las mujeres gestantes infectadas y a sus parejas. El tratamiento de elección es el metronidazol por vía oral en monodosis. 
  • Vaginitis no infecciosas como la atrofia vaginal, alergias …
Ante cualquier síntoma es conveniente consultar a su médico o ginecólogo.

Actualizado el 10 de Enero de 2014

Todo el contenido de esta página web es puramente informativo. Siempre que tenga alguna duda debe consultar su caso con un profesional sanitario.

Si te ha sido útil el contenido de nuestra página, síguenos en facebook pulsando "me gusta" o en google+

imprimir página
Facebook

Nosotros suscribimos Los Principios del código HONcode de la Fundación Salud en la Red Nosotros suscribimos los Principios del código HONcode.
Compruébelo aquí.




 
Google+