Etiquetas

Traducir

Google+ Followers

viernes, 19 de abril de 2013

El parto

El parto es la salida del bebe del útero. Suele producirse entre la semana 37 y 40 de gestación.

Se considera parto pretérmino si el niño nace entre la semana 28 y 37 de gestación y son los niños prematuros. A más semanas de gestación y mayor peso al nacer, los niños tendrán todos sus órganos mejor formados y más posibilidades tendrán de supervivencia y de un desarrollo normal. Actualmente con las unidades de neonatos pueden ser viables bebes a partir de  500 gramos de peso. El alta hospitalaria no se suele darse hasta que el niño no pesa por lo menos 2 kg y es capaz de alimentarse adecuadamente.

Se considera embarazo postérmino o prolongado aquel cuya duración es mayor de 294 días o posterior a la semana 42 de gestación. A partir de esta semana de gestación la placenta empieza a degenerar y hay riesgo de que el bebe no tenga una adecuada nutrición por lo que habría que provocar el parto si este no se ha inducido espontáneamente. A partir de la semana 40 de gestación los controles son casi a diario para descartar que no haya un sufrimiento fetal agudo,  ver la dilatación del cuello uterino de la madre y la cantidad y coloración del líquido amniótico.

El parto natural presenta tres fases: la dilatación y borramiento del cuello uterino, el descenso y nacimiento del bebe, y el alumbramiento de la placenta.  

El período de dilatación se produce cuando las contracciones uterinas empiezan a aparecer con mayor frecuencia (cada 3-15 minutos) con una duración de 30 segundos o más cada una y de intensidad creciente. Esto va produciendo la dilatación del cuello uterino. La duración de esta fase puede llegar hasta 18 horas en mujeres primíparas (primer hijo) y termina cuando se borra el cuello uterino y se llega a una dilatación de 10 cm.
El período expulsivo termina con el nacimiento del bebe. El bebe atraviesa el canal del parto mediante las contracciones uterinas involuntarias y las contracciones abdominales o pujos maternos. En la fase inicial la madre no tiene deseo de empujar ya que todavía no ha habido un descenso fetal y en la fase avanzada, cuando llega el feto al suelo de la pelvis se produce el deseo materno de pujar.
El alumbramiento es la expulsión de la placenta, el cordón umbilical y las membranas. Suele durar entre 5-30 minutos.

El parto natural es el que se inicia espontáneamente sin ningún tipo de fármaco pero a veces puede ser necesario inducirlo con algún fármaco tipo oxitocina.

La cesarea es el parto por vía abdominal y se realiza una laparotomía practicando una incisión en el abdomen y útero de la madre para extraer uno o más fetos. Suele practicarse cuando el parto vaginal puede ser peligroso para la madre o el hijo. Es una cirugía mayor con los riesgos que conlleva. El dolor de la incisión puede ser intenso y la recuperación de la movilidad puede tardar semanas.  Las indicaciones de la cesarea son:
  • Sufrimiento fetal aparente
  • Sufrimiento materno (eclampsia, preeclampsia  …)
  • Nacimientos múltiples
  • Mala colocación del bebe (bebe sentado en la pelvis …)
  • Inducción de parto fallido o parto prolongado
  • Bebe muy grande o desproporción entre la pelvis de la madre y el tamaño del bebe
  • Placenta previa
  • Algunas veces cesarea previa (parto anterior)
Anestesia epidural. 
La anestesia epidural es la introducción de anestésico local en el espacio epidural bloqueando así las terminaciones nerviosas en su salida de la médula espinal. La anestesia epidural está contraindicada en casos de partos en los que la dilatación del cuello uterino está muy avanzada, si hay tatuajes en la zona lumbar(dependiendo de la localización) y en algunas enfermedades como cardiopatías u obesidad. La anestesia epidural permite el alivio de la sensación del dolor durante el parto y permite si se precisa el uso de técnicas instrumentales como el fórceps o la ventosa sin necesidad de otro tipo de anestesia. Los riesgos de la anestesia epidural son :
  • El aumento de la fase de dilatación
  • Reducción de la intensidad y eficacia de las contracciones uterinas
  • Incremento de la necesidad de precisar oxitocina para aumentar las contracciones uterinas y lograr progresión del parto
  • Pujas inefectivas y aumento de la duración del periodo expulsivo
  • Dolor posparto en la zona de la punción

Las posibilidades de estas complicaciones disminuyen si se administra cuando el parto está en fase activa con 5 cm de dilatación y el feto encajado en la pelvis y si la administración se suspende en la fase expulsiva.

Actualizado el 19 de Abril de 2013

Todo el contenido de esta página web es puramente informativo. Siempre que tenga alguna duda debe consultar su caso con un profesional sanitario.

Si te ha sido útil el contenido de nuestra página, síguenos en facebook pulsando "me gusta" o en google+

imprimir página
Facebook

Nosotros suscribimos Los Principios del código HONcode de la Fundación Salud en la Red Nosotros suscribimos los Principios del código HONcode.
Compruébelo aquí.




 
Google+