Etiquetas

Traducir

Google+ Followers

lunes, 25 de marzo de 2013

Tiña de pie

La tiña de pie o pie de atleta es una infección por hongos en la piel de los pies.
Los pies son los lugares más comunes para las infecciones fúngicas. Esto es debido probablemente a que el hongo crece mejor en áreas húmedas que en áreas secas, y la escasa movilidad de los dedos y las modas en el calzado son factores que contribuyen a facilitar el crecimiento de los hongos.

Las infecciones fúngicas de los pies tienden a producirse en jóvenes o adultos de mediana edad y es más frecuente en hombres que en mujeres. Es raro en niños.

¿Cómo se transmite la tiña de pie?

El modo exacto de transmisión de la tiña de pie no se conoce y aunque las piscinas, duchas, vestuarios públicos, gimnasios… se implican como fuentes normales de adquisición, la susceptibilidad del huésped es también un factor importante dado que las infecciones cruzadas entre familiares son extremadamente raras.  
Es además más frecuente en climas cálidos y húmedos, factores que favorecen la proliferación de los hongos, por ello llevar zapatos cerrados o calcetines sintéticos también favorecen el hábitat de los hongos así como su infección. 
El uso prolongado de pomadas corticoides, es otra causa frecuente de su aparición.

¿Cuáles son los síntomas?
tiña de pie. Pie de atleta

En la mayoría de los pacientes se manifiesta por despellejamiento y ligera maceración de la piel entre los dedos. La enfermedad en general se circunscribe a los espacios interdigitales, generalmente se inicia entre el cuarto y quinto dedo y más raro entre el primero y segundo dedos.  Puede llegar a extenderse a la planta del pie y dependiendo de que variedad de hongo sea puede producir descamación difusa e hiperqueratosis o manifestarse con vesículas y dermatitis aguda exfoliativa.

¿Cómo se previene la tiña de pie?

Como medidas preventivas para la tiña de pie es conveniente:

  • Emplear sandalias o chanclas en lugares públicos (duchas, baños, vestuarios…), evitando el contacto de los pies con las superficies de las instalaciones
  • Cuidar la higiene personal (aseo y lavado de ropa)
  • Secarse los dedos de los pies después del baño
  • Evitar zapatos demasiado cerrados durante la época estival, que hagan sudar el pie y no permitan su transpiración, así como evitar calcetines de fibra que favorecen la sudoración. Mejor utilizar fibras naturales como el algodón, la lana…

¿Cómo se trata la tiña de pie?

Cuando la infección ya haya sido contraída, el tratamiento de la tiña de pie suele consistir en antifúngicos tópicos, que se aplican directamente en los lugares afectados. Tienen diferentes presentaciones como pomadas, cremas, polvos… El tratamiento suele durar de media un mes. Durante este periodo es conveniente seguir también las medidas preventivas indicadas anteriormente.
Si la infección se extiende a la planta del pie y/o dorso del mismo, las preparaciones tópicas pueden ser utilizadas de inicio pero suele ser preciso utilizar medicación por vía oral.
La eficacia del tratamiento es relativa, y es que se suele controlar pero no en todos los casos la curación es completa.


Actualizado el 8 de Agosto de 2013

Todo el contenido de esta página web es puramente informativo. Siempre que tenga alguna duda debe consultar su caso con un profesional sanitario.

Si te ha sido útil el contenido de nuestra página, síguenos en facebook pulsando "me gusta" o en google+

imprimir página
Facebook

Nosotros suscribimos Los Principios del código HONcode de la Fundación Salud en la Red Nosotros suscribimos los Principios del código HONcode.
Compruébelo aquí.




 
Google+