Etiquetas

Traducir

Google+ Followers

lunes, 25 de marzo de 2013

Melanoma. Sol y piel

La sobredosis de luz natural o artificial (UV) provocan una reacción cutánea a la radiación solar (quemadura solar), de grado variable dependiendo de la pigmentación del individuo. La sensibilidad a la luz está determinada genéticamente, es elevada en personas de pelo rubio y piel clara y muy baja en los negros y personas de origen asiático.

Otras alteraciones producidas por la radiación UV además de las quemaduras serían el envejecimiento prematuro de la piel, insolaciones, enfermedades oculares e incluso cáncer de piel.
Melanoma. Sol y piel
El efecto es acumulativo, es decir el efecto que produce se va sumando desde que uno nace hasta que es adulto. La mayoría de los casos de melanoma tienen su origen en exposiciones excesivas al sol antes de los 18 años.

El uso sistémico o tópico de diversos fármacos u otros productos como jabones, desodorantes … también puede aumentar la sensibilidad a la luz (fotosensibilidad), hasta el punto que la radiación UV que en otras circunstancias se toleraría bien, provoca una reacción adversa. Si está tomando un determinado medicamento su médico le informará sobre las precauciones a tener en cuenta.

¿Que es el melanoma?

El melanoma es un tipo de cáncer de piel, que se produce cuando los melanocitos (que producen la melanina, responsable del color de la piel) se convierten en células malignas. La incidencia se ha incrementado mucho en los últimos años y se piensa que es por el aumento de la exposición a la luz solar.


Melanoma. Sol y piel
El melanoma puede aparecer en cualquier superficie de la piel incluso en las plantas de los pies o debajo de las uñas o mucosas, aunque las localizaciones más frecuentes son las piernas en las mujeres y  el tronco en hombres. El melanoma es más frecuente en las mujeres y se da con mayor frecuencia entre los 40 y los 50 años.

¿Cuales son los factores de riesgo de desarrollo de melanoma?

Los factores de riesgo son:
  • Haber estado expuesto al sol o los rayos UVA durante muchas horas o haber sufrido lesiones, o quemaduras severas por el sol, especialmente en la infancia y adolescencia.
  • La piel blanca, es muy sensible, piel con muchas pecas, el pelo rubio o pelirrojo, y ojos claros. Las personas con estas características tienen una piel más propensa a ser dañada por los rayos del sol.
  • Lunares de aspecto extraño y en gran cantidad, o lunares congénitos (existen al nacer)
  • Antecedentes familiares o personales de melanoma.

¿Cual es el aspecto de un melanoma?

Los melanomas son difíciles de distinguir de los lunares, pero puede hacer sospechar un incremento del tamaño de una lesión pigmentada, que tenga lesiones satélites pigmentadas; la alteración en la pigmentación de una lesión y la ulceración o hemorragia de una lesión pigmentada o no.
Para detectar lesiones de la piel con riesgo de transformarse a melanoma existen una serie de signos que se nombran con las letras “ABCD”:

A: Asimetría: la mitad del lunar no es igual a la otra mitad.
B: Bordes: los bordes son irregulares.
C: Color: el color del lunar no es uniforme; existen zonas más oscuras, o más claras
D: Diámetro: el lunar es mayor de 6 mlímetros

Melanoma. Sol y piel

La lesión suele ser pigmentada, aunque no siempre, no suele doler, aunque algunas veces puede causar picor o llegar a sangrar.
Ante cualquier lesión cutánea que presente cambios, prurito o sangre debe consultar con un médico inmediatamente. 

¿Cómo se puede prevenir el melanoma?

La mejor manera de evitar el melanoma y los tumores de piel en general es tomar el sol con precaución, evitando las horas centrales del día y conseguir el bronceado de forma gradual.  La mejor protección contra el sol es la ropa, mejor si es de color claro, además de sombreros y gafas. Los protectores solares son menos efectivos que la ropa; deben aplicarse 15 minutos antes de exponerse al sol de forma abundante. Los protectores deben se resistentes al agua pero todos pierden eficacia al bañarnos y es conveniente repetir la aplicación. Como recomendación general para elegir el número de protección tiene una tabla al final de las recomendaciones.
  • Los bebés y recién nacidos no deben “tomar el sol”, nunca deben “quemarse”. Deben protegerse con ropa, sombrillas... Hay que procurar sacarles de paseo durante la época estival en las primeras horas de la mañana o últimas de la tarde.
  • En los niños más mayores que van a jugar al sol es muy recomendable la exposición progresiva (conforme nos vamos poniendo morenos aguantamos mejor el sol) protegidos por ropa (camisetas, gorras, etc.) y con protector solar.
  • En los adultos hay que evitar la exposición intermitente pero intensa, que suele ocurrir en vacaciones; evitando el contacto con el sol en las horas centrales del día (12 a 16 horas), incluso en los días nublados, ya que los rayos solares son más dañinos. Al igual que en los niños es recomendable la protección con ropa y protector solar que habrá de elegir en función de su tipo de piel. Evite los bronceados artificiales sin control en salones de belleza con lámparas solares y equipos de bronceado. 
Fototipo
Tipo de piel
Reacción solar
Prevención
1
Piel muy clara. Ojos azules. Pecas.
Casi albino
Eritema intenso. Se queman casi siempre. No se broncean
Evitar exposición solar al
Mediodía. Gorro y ropa
fotoprotectora. Fotoprotección 50
2
Ojos azules o claros. Pelo rubio o pelirrojo. Piel claro.
Reacción eritematosa. Tendencia a quemarse.
Mínimo bronceado
Muy alta (20 ó mayor)
3
Piel blanca (caucasiano). Ojos y pelo castaño
Eritema moderado. Pigmentación suave y gradual
Alta (12-19)
4
Piel mediterránea. Pelo y ojos oscuros
Ligero eritema. Rara vez se queman.
Moderada (6-11)
5
Moreno tipo indio, raza gitana
Pigmentación fácil e intensa
Baja protección (2-5)
6
Piel negra
No hay eritema. Nunca se queman
No necesitan protección
Habitualmente.

El uso de fotoprotectores es una de las mejores formas preventivas tanto del envejecimiento fotoinducido como de lesiones cutáneas malignas como el melanoma y muy útil para pieles sensibles expuestas al sol. Sobre la base de los conocimientos actuales sobre las radiaciones solares podemos encontrar en el mercado diferentes formas de fotoprotección:
  • Fotoprotección diaria con productos formulados a base de activos hidratantes o regeneradores que poseen un sistema filtrante de amplio espectro con factores de protección UVB y UVA adecuados para la exposición diaria. Están recomendados para todos los tipos de piel especialmente los fototipos claros, pieles con tendencia a tener manchas o personas que pasan mucho tiempo al aire libre o en exposición tras los cristales.
  • Fotoprotección al sol intenso. En los meses de mayor radiación solar, exposiciones prolongadas o personas más sensibles con lesiones precancerosas o cancerosas y tratamientos con fotosenibilizantes es necesario utilizar fotoprotectrores de amplio espectro con diferentes índices de protección frente UVA y UVB.
Además los productos deben ser resistentes al sudor y al gua, deben tener capacidad de fijarse a  la capa cornea, así como tolerancia, grado cosmético y ausencia de comedogenia (acné).
Nunca es tarde para utilizar un fotoprotector ya que se ha demostrado que si frenamos el daño actínico, la piel posee capacidad para que el proceso de reparación haga frente al de destrucción, incluso en personas con gran exposición al sol.
Asimismo los fotoprotectores son el complemento cosmético adecuado pero a veces se precisan otro que vayan encaminados a corregir el envejecimiento de la piel como los peelings dermatológicos, laser o liftings.

En los niños los fotoprotectores que se usen deben tener un FPS (factor de protección solar) mayor o igual que 25, deben proteger frente a las radiaciones UVA y UVB, deben ser lo más resistentes posible al agua, al sudor y al frotamiento, y deben tener texturas lo más hidratantes y cosméticas posibles. Hay que aplicarlos generosamente de 15 a 30 min antes de la exposición solar y reaplicarlos en las zonas fotoexpuestas de 15 a 30 min después de comenzada la exposición solar, y posteriormente cada 2 h o al bañarse, al frotarse con la toalla o al sudar excesivamente.

 Actualizado el 25 de Junio de 2013

Todo el contenido de esta página web es puramente informativo. Siempre que tenga alguna duda debe consultar su caso con un profesional sanitario.

Si te ha sido útil el contenido de nuestra página, síguenos en facebook pulsando "me gusta" o en google+

imprimir página
Facebook

Nosotros suscribimos Los Principios del código HONcode de la Fundación Salud en la Red Nosotros suscribimos los Principios del código HONcode.
Compruébelo aquí.




 
Google+