Golpe de calor

Para más información pulse aquí.

Brote de legionella

A principios de otoño es frecuente la neumonía por legionella... Para más información pulsa aquí.

Porque ellos son lo primero

Información sobre el maltrato infantil. Pulsa aquí.

Slide dia especial Code End -->

Etiquetas

Traducir

Google+ Followers

miércoles, 12 de noviembre de 2014

Legionelosis (Neumonía por legionella, fiebre de Pontiac)

La legionella es una bacteria cuyo hábitat natural es el agua y es la causante de la enfermedad del legionario, más comúnmente conocida como legionella, que es una neumonía por Legionella. Esta bacteria también es la causa de la fiebre de Pontiac, que es un cuadro de fiebre aguda sin neumonía, es decir, es más leve que la legionella y desaparece en 1 ó 2 días.

La legionella o legionelosis puede aparecer de forma esporádica o en brotes epidémicos y puede afectar a personas sanas pero es más frecuente en personas con factores de riesgo como:
  • fumadores
  • personas con enfermedad pulmonar crónica, cardiopatías, diabetes mellitus
  • edad avanzada
  • personas que reciben tratamiento inmunosupresor o trasplantados
La fiebre de Pontiac suele ser un proceso epidémico que afecta a jóvenes sanos.
Legionella, legionelosis, neumonía, neumonía por legionella, legionela, fiebre de pontiac

La legionella es de distribución universal pero es más frecuente en países desarrollados debido a la utilización de sistemas de refrigeración de aire acondicionado y circuitos de suministro de agua.

¿Cuándo es más frecuente la legionella?

La legionella es más frecuente a finales del verano y principios del otoño pero puede aparecer en cualquier época del año. Esto es por los reservorios acuáticos del germen y por su mayor proliferación a temperaturas más elevadas en verano.
Los casos esporádicos y brotes epidémicos asociados con los circuitos de distribución de agua caliente se pueden producir durante todo el año. El crecimiento óptimo de la Legionella es a temperaturas entre 35 y 38ºC, lo que explica su difusión en el medio ambiente y en medios artificiales como torres de refrigeración, las instalaciones, los circuitos de agua caliente y sistemas de difusión como los humidificadores y condensadores de evaporación.

¿Cómo se transmite la infección por Legionella?

La vía respiratoria es la puerta de entrada fundamental de la legionella en el ser humano y hay varias vías:
  • Inhalación de aerosoles. Es la más frecuente
  • Microaspiraciones. Personas con sondas nasogástricas o con intubación endotraqueal tras una cirugía.
  • Instilación de agua contaminada a la vía respiratoria
La contaminación por Legionella de las torres de refrigeración puede ser uno de los causantes de brotes epidémicos y casos esporádicos. El mantenimiento y limpieza insuficiente de las torres y su utilización intermitente que favorece que el agua se estanque son factores que favorecen  la diseminación de aerosoles contaminados.

Los sistemas de aire acondicionado que no utilizan agua para el intercambio de calor, no producen riesgo al no producir aerosoles, por lo tanto, los aparatos domésticos con salida exterior o los de automóvil no son fuentes de transmisión.
Las saunas y bañeras de hidromasaje pueden ser una fuente de transmisión y producir aerosoles contaminados.
Las duchas en principio no son un factor de riesgo.
La virulencia de la cepa, el número de gérmenes inhalados y las características del huésped son factores determinantes para la adquisición de la enfermedad.   

¿Se puede contagiar la legionelosis de persona a persona?

No, por este motivo no es necesario el aislamiento. Tampoco se han descrito portadores crónicos.

¿Cuáles son los factores de riesgo para contraer una infección por Legionella?

Factores de riesgo ambientales:
    Legionella, legionelosis, neumonía, neumonía por legionella, legionela, fiebre de pontiac
  • Estancia en hoteles u hospitales
  • Exposición a duchas y/o aerosoles generados por agua sanitaria caliente
  • Exposición a un aerosol generado en torres de refrigeración
Factores de riesgo clínicos:
  • Inmunosupresión farmacológica, especialmente toma de corticoides
  • Neoplasias
  • Trasplante renal
  • Diálisis
  • Alcoholismo
  • Diabetes
  • Bronquitis crónica
  • Tabaquismo
  • Edad avanzada

¿Cuáles son los síntomas de la infección por legionella?

Existe gran variabilidad de los síntomas dependiendo de la variedad de la bacteria, la cantidad inoculada, la forma de transmisión y el paciente. La infección por legionella puede presentarse como:
  • Cuadros paucisintomáticos sólo detectables por estudios microbiológicos
  • Fiebre de Pontiac que se manifiesta como un cuadro pseudogripal sin neumonía. Es un cuadro agudo y autolimitado (recuperación en 1 semana) y cursa con malestar general, artromialgias, cefalea, fiebre brusca, nauseas y a veces tos no productiva. Sólo requiere tratamiento sintomático (alivio del malestar producido).
  • Legionelosis o enfermedad del legionario La principal manifestación es una neumonía que puede ser desde leve hasta llegar a producir la muerte con un fracaso multiorgánico, estupor y extensa afectación pulmonar. Suele manifestarse con:
    • fiebre
    • dolores en músculos y articulaciones
    • anorexia,
    • cefalea  (dolor de cabeza)
    • tos seca
    • También puede producirse disnea, dolor torácico y esputos hemoptoicos (con sangre) y en algunos casos evolucionar a un distrés respiratorio y precisar ventilación mecánica.  
    • También puede haber manifestaciones extrapulmonares de tipo:
        • Digestivo como diarrea habitualmente acuosa. También puede haber nauseas, vómitos y dolor abdominal inespecífico.
        • Neurológicas como alteraciones del nivel de conciencia, cefaleas, alucinaciones visuales o encefalopatía.
        • Renal con insuficiencia renal secundaria a rabdomiolisis (destrucción muscular), nefritis tubulointersticial o sepsis (infección grave que ha pasado a la sangre)
        • Analíticas como hiponatremia (sodio bajo), elevación de la CPK, elevación de los leucocitos en sangre, elevación de transaminasas
Todas las formas de presentación presentan un periodo de incubación entre 2-10 días y es más frecuente en personas con antecedente de un viaje y/o estancia en un hospital u hotel.

¿Es grave la legionelosis?

La mortalidad de una neumonía por Legionella oscila entre el 10-25%. La instauración de un tratamiento precoz, el origen comunitario y la ausencia de factores de riesgo del paciente (inmunosupresión, neoplasias, diabetes, cardiopatías, insuficiencia renal ) se asocian a un mejor pronóstico.

¿Cómo se diagnostica la legionelosis?

El diagnóstico se establece a través de la identificación del germen directamente en la muestra estudiada  o la detección del antígeno en la orina o de anticuerpos específicos por serología.

¿Cuál es el tratamiento de la legionelosis? 

La legionelosis se trata con antibióticos como macrólidos (eritromicina, azitromicina o claritromicina), quinolonas (ciprofloxacino, levofloxacino y ofloxacino), rifampicina, cotrimoxazol o tetraciclinas.

¿Cómo se puede prevenir la legionelosis? 

La legionelosis es una enfermedad erradicable. Si hay una epidemia o varios casos en instituciones es prioritario la búsqueda del origen ambiental de la infección. Hay que realizar un estudio de las aguas, sobre todo del agua sanitaria caliente y de las torres de refrigeración.

Actualizado 3 de Noviembre 2014


jueves, 23 de octubre de 2014

Virus del Ébola

El virus del Ébola se detectó por primera vez en 1976 en dos brotes simultáneos en Sudán y la República Democrática del Congo.

¿Cuáles son los síntomas del virus del ébola?

La enfermedad por el virus del Ébola es una enfermedad vírica aguda grave que suele manifestarse clínicamente inicialmente con fiebre, debilidad intensa, dolores musculares, de cabeza y de garganta. Posteriormente evoluciona con vómitos, diarrea, erupciones cutáneas, fallo renal y hepático y síntomas hemorrágicos. 
En el estadio final los pacientes desarrollan un fallo multiorgánico que puede progresar hacia la muerte o la recuperación a partir de la segunda semana de evolución.

¿Cuál es la tasa de mortalidad del virus del ébola?

La tasa de mortalidad del virus del ébola está entre el 50 y 90%.

¿Cuál es el periodo de incubación del virus del ébola? 

El periodo de inclubación del virus del ébola intervalo desde la infección hasta la aparición de los síntomas)
Es entre 2 y 21 días después del contagio.

¿Cómo se contagia el virus del Ébola?

Virus del ébola, Ébola, prevención del ébola, síntomas del virus del ébola, síntomas del ébolaEl virus del Ébola es transmitido inicialmente por animales salvajes y se propaga en las poblaciones humanas por transmisión de persona a persona.
  • Contacto directo con sangre, secreciones o fluidos corporales (orina, semen, saliva, leche materna, sudor, heces), tejidos u órganos de personas vivas o muertas infectadas. El inicio de la transmisibilidad está relacionado con la viremia (cantidad de virus que hay en sangre) y la aparición de los primeros síntomas de la enfermedad. La transmisibilidad aumenta a medida que evoluciona la enfermedad.
  • Contacto directo con objetos que se han contaminado con fluidos corporales de los pacientes (agujas, jeringas, ropa).
  • Transmisión por contacto sexual. Se puede producir el contagio hasta 7 semanas después de la recuperación de la clínica.
  • Contacto con animales vivos o muertos infectados. En África se han documentado casos de infección asociada a la manipulación de chimpacés, gorilas, murciélagos, monos, antílopes y puercoespines infectados.
  • Las ceremonias de inhumación en las que se tiene contacto directo con el cadáver también pueden ser causa de transmisión.
  • La infección del personal sanitario al tratar a pacientes con enfermedad por virus del Ébola ha sido frecuente cuando ha habido un contacto estrecho y no se han observado estrictamente las precauciones para el control de la infección.

¿Hasta cuándo es contagioso un paciente infectado por el virus del Ébola?

Un paciente es contagioso mientras el virus del Ébola esté presente en sangre y secreciones. En semen puede persistir el virus hasta 7 semanas después de estar asintomático.

 Los pacientes asintomáticos no transmiten la enfermedad.

¿Cuáles son las zonas geográficas afectadas por el virus del ébola?

Las zonas geográficas afectadas por el virus del ébola son:
  • Guinea Conakry
  • Liberia
  • Sierra Leona
  • Provincia de Ecuador en la República Democrática del Congo
  • Estados de Lagos y Rivers en Nigeria

¿Cuándo se debe sospechar un caso por enfermedad del virus del Ébola?

Se debe sospechar ante un paciente con fiebre >37,7º que haya visitado las áreas afectadas en los 21 días anteriores al inicio de los síntomas o que haya estado en contacto con un caso en investigación o confirmado o con sus fluidos corporales o muestras biológicas.  Se tienen que cumplir los criterios epidemiológicos y clínicos.

Criterios epidemiológicos del virus del Ébola:

Tener al menos uno de los siguientes antecedentes de posible exposición en los 21 días previos al inicio de los síntomas:
  • Estancia en alguna de las áreas afectadas donde ha habido transmisión de la enfermedad del virus del Ébola.
  • Contacto con un caso (en investigación o confirmado) o con sus fluidos corporales o muestras biológicas.

Criterios clínicos del virus del Ébola:

Paciente con fiebre >37,7º y cualquiera de los siguientes síntomas; dolor de cabeza intenso, vómitos, diarrea, dolor abdominal, cualquier forma de manifestación hemorrágica no explicada o un fallo multiorgánico.

¿Cómo sobrevive el virus del Ébola en el medio ambiente?

El virus del Ébola puede sobrevivir en fluidos o materiales desecados durante varios días. Se inactivan con radiación ultravioleta y gamma, calentamiento durante 60 minutos a 60º o hirviendo durante 5 minutos. Son sensibles a la lejía y a desinfectantes. La refrigeración o congelación no inactiva estos virus.

Virus del ébola, Ébola, prevención del ébola, virus de ébola síntomas del virus del ébola, síntomas del ébola¿Puede haber casos asintomáticos de virus de Ébola?

En África se han registrado varios casos de infección asintomática en trabajadores que han tenido contacto con monos o cerdos infectados pero han sido en varones adultos y sanos por lo que no se puede extrapolar a todos los grupos de población como inmunodeprimidos, embarazadas, niños …

¿Cómo se realiza el diagnóstico del virus del Ébola?

Antes del diagnóstico hay que descartar que el paciente presente paludismo, fiebre tifoidea, leptospirosis, peste, rickettsiosis, meningitis, hepatitis y otras fiebres hemorrágicas víricas.
La enfermedad por el virus del Ébola sólo puede diagnosticarse definitivamente mediante pruebas de laboratorio como PCR, ELISA, detección de antígenos o aislamiento del virus.

¿Cómo se previene el virus del Ébola?

No existe todavía vacunas para el virus del Ébola ni para personas ni para animales por lo que la desinfección y limpieza son muy importantes. Se considera que la lejía y otros detergentes son eficaces para inactivar el virus. Si se sospecha que ha habido un brote los locales donde han estado animales infectados deben ponerse en cuarentena.
Para reducir el riesgo de transmisión al ser humano puede ser necesario sacrificar a los animales infectados, supervisando estrechamente la inhumación o incineración de los cadáveres.
En África cuando se producen brotes por enfermedad del virus del Ébola se recomienda utilizar guantes y otras prendas protectoras para manipular animales y también para atender a enfermos. Es necesario lavarse las manos con regularidad.

Los trabajadores sanitarios que atienden a pacientes con infección presunta o confirmada por el virus del Ébola deben de tener otro tipo de precauciones para evitar cualquier exposición a la sangre o líquidos corporales del contaminado. Cuando tengan un contacto estrecho (menos de 1  metro) con los enfermos deben utilizar un equipo de protección individual que consiste en mascarilla quirúrgica, doble guante, bata desechable de manga larga que cubra la ropa y sea impermeable por si hubiera contacto con sangre o fluidos y preferiblemente con abertura posterior, calzas que serán impermeables hasta la rodilla, protector ocular si hay riesgo de exposición a sangre o fluidos con gafas o máscara facial y gorro si hay riesgo de exposición a fluidos.

¿Cuál es el tratamiento del virus del Ébola?

No hay un tratamiento específico ni vacuna para las personas ni los animales. Se están probando varios pero ningún tratamiento curativo ni preventivo aún ha demostrado efectividad clara.

Los casos graves precisan cuidados intensivos. Los enfermos suelen estar deshidratados y necesitan rehidratación por vía oral e intravenosa.

Actualizado el 22 de Octubre del 2014

martes, 8 de julio de 2014

Artritis reumatoide

La artritis reumatoide es una enfermedad inflamatoria crónica que se caracteriza por una afectación principalmente de las articulaciones sobre todo de las pequeñas como manos y pies con tendencia a la simetría pero también puede afectar a diferentes órganos y sistemas.

La artritis reumatoide es una enfermedad que puede producir una destrucción articular severa produciendo una importante discapacidad y mortalidad prematura. Es más activa en los primeros años de la enfermedad y es en este periodo cuando aparecen las primeras lesiones articulares que evolucionaran a la destrucción y deformidad. Es importante un diagnóstico y tratamiento precoces para reducir en lo posible el daño estructural.(aunque el comienzo es insidioso y pueden pasar meses hasta que se consulte).

¿Es muy frecuente la artritis reumatoide?

La frecuencia en el mundo es entre el 0,3-1,2% y en España sobre el 0,5%. Se produce más en mujeres que en hombres (3:1) y aunque puede presentarse a cualquier edad suele ser entre los 30 y 50 años.

¿Cuál es la causa de la artritis reumatoide?

La causa de la artritis reumatoide es desconocida pero se cree que una predisposición genética a una respuesta inmune (el sistema inmunitario ataca por error a un tejido sano), junto con una exposición repetida a ciertos agentes ambientales puede ser la causa. Los factores genéticos aportan entre un 20-30% del riesgo.

¿Cuáles son los síntomas de la artritis reumatoide?

La artritis reumatoide suele manifestarse con:
  • una (poli)artritis simétrica con inflamación simétrica de las articulaciones de las manos en una mujer de mediana edad aunque también es frecuente que afecte a las muñecas, pies, rodillas, articulación temporomandibular y a nivel axial la columna cervical.
  • En un tercio de los pacientes se presenta como artritis de una a tres articulaciones que con el tiempo pueden evolucionar a más.
  • La rigidez articular matutina, que es la dificultad  al movimiento de articulaciones al levantarse de la cama o después de estar un tiempo en reposo, es típica y suele durar más de 1 hora.
  • La astenia (cansancio) y anorexia son frecuentes.
  • La fiebre puede aparecer en las formas de inicio y cuando hay manifestaciones extraarticulares.
  • En pacientes mayores de 60 años suele afectar más a hombros y caderas, hay poca diferencia entre sexos y su inicio agudo con más síntomas constitucionales.

¿Puede afectar a otros órganos o tejidos la artritis reumatoide?

La artrititis reumatoide puede tener manifestaciones:
  • Oculares: Inflamación de los tejidos de la parte blanca del ojo (escleritis y epiescleritis)
  • Cutáneas: Nódulos reumatoides que se presentan sobre superficies de presión como codos, tendón de Aquiles y dedos.
  • Pulmonares: Enfermedad intersticial difusa, afectación de la pleura, bronquiolitis obliterante, hipertensión pulmonar ...
  • Cardiacas: Pericarditis y miocarditis (inflamación de pericardio y miocardio respectivamente)
  • Renales: Glomerulonefritis mesangial, toxicidad farmacológica (por efectos secundarios a la toma de antiinflamatorios no esteroideos -ibuprofeno, diplofenaco...-).
  • Vasculitis (inflamación de los vasos sanguineos)
  • Neurológicas. Polineuritis o mononeuritis múltiple
  • Amiloidosis
  • Osteoporosis
  • Síndrome de Sjogren que se caracteriza por sequedad bucal y ocular.
  • Hematológicos. Anemia normocítica y normocrómica. Trombocitosis (aumento de las plaquetas), trombopenia (disminución de las plaquetas), adenopatías.
  • Síndrome de Felty. Esplenomegalia (bazo aumentado de tamaño) con neutropenia (disminución de leucocitos), trombopenia y linfocitos granulares grandes.
  • Muscular. Atrofia muscular, miositis inflamatoria.
  • Hepático. Elevación de transaminasas.

¿Cuáles son los criterios diagnósticos de la artritis reumatoide?

  • Rigidez matutina de más de 30 minutos de duración.
  • Artritis de 3 o más áreas articulares simultáneas.
  • Artritis simétrica
  • Artritis de las articulaciones de la mano que afecta al menos a una de las siguientes áreas: carpo, metacarpofalángicas e interfalángicas proximales.
  • Presencia de factor reumatoide
  • Presencia de nódulos reumatoides
  • Hallazgos radiológicos típicos de artritis reumatoide en la radiografía de manos que incluyan erosiones u osteopenia yuxtaarticular en las áreas afectadas.
Los 4 primeros criterios deben mantenerse al menos durante 6 semanas.
Se acepta el diagnóstico de artritis reumatoide si se cumplen 4 de los 7 criterios.

¿Qué alteraciones del laboratorio son útiles en el diagnóstico?

El factor reumatoide y los anticuerpos contra las proteínas citrulinadas (anti-CCP) son los que muestran una mayor utilidad diagnóstica y pronóstica en la artritis reumatoide de reciente comienzo. La presencia del factor reumatoide en un paciente con poliartritis hace muy probable el diagnóstico de artritis reumatoide.
Reactantes de fase aguda como la VSG y PCR no tienen valor diagnóstico pero si reflejan la actividad inflamatoria.

¿Cuáles son los criterios de gravedad?

Los factores predictivos de enfermedad grave son:
  • Elevado número de articulaciones afectadas al inicio de la enfermedad
  • En las pruebas analíticas se observa una elevación importante de la velocidad de sedimentación y PCR
  • El factor reumatoide positivo se asocia a enfermedad más grave, con más extensión articular, mayor destrucción y mayor discapacidad.
  • Aparición temprana de erosiones en las radiografías
  • Circunstancias socioeconómicas adversas y bajo nivel educacional.
Reconocer los marcadores de mal pronóstico al inicio de la enfermedad ayuda a identificar los pacientes que necesitan un tratamiento más agresivo de forma temprana.
El ingreso hospitalario suele ser por complicaciones de la enfermedad o del tratamiento y que requieren tratamiento intensivo intravenoso. Tiene que acudir a urgencias todo paciente con fiebre y que reciba un tratamiento biológico.

¿Cuál es el tratamiento de la artritis reumatoide?

No hay un tratamiento que cure la artritis reumatoide por lo que los objetivos terapéuticos son la mejoría de los síntomas articulares, restablecer la funcionalidad y mantener la remisión con fármacos modificadores de la enfermedad.
Se aconseja una nutrición adecuada y así evitar el sobrepeso y la sobrecarga articular. En la fase aguda se debe recomendar el reposo de las articulaciones afectadas, se pueden utilizar férulas de descarga en esta fase y en la fase crónica también se pueden utilizar para evitar la desviación cubital de los dedos. A medida que disminuya la inflamación, se deben disminuir los periodos de reposo e iniciar ejercicio isométrico y dinámico ya que aumenta la capacidad y fuerza muscular, pero no interfiere en la progresión radiológica. Se recomienda un descanso nocturno de 8 horas.
Las plantillas pueden ayudar a evitar la progresión de la deformidad de los pies.
Es muy importante el diagnóstico temprano y el inicio de tratamiento con fármacos antirreumáticos modificadores de la enfermedad (FAME) en los tres primeros meses del diagnóstico ya que las erosiones producidas en la artritis reumatoide son irreversibles.
Hay 4 grupos de fármacos:

  • AINE ( Antiinflamatorios no esteroideos) como ibuprofeno y diclofenaco. Son útiles en las primeras semanas en las que el paciente tiene síntomas. No enlentecen la progresión de la enfermedad, son sólo tratamiento para el alivio de los síntomas
  • FAME (fármacos antirreumáticos modificadores de la enfermedad). Estos enlentecen o detienen la progresión de la artritis reumatoide. Son el metotrexato, la sulfasalazina y la leflunomida.
  • Glucocorticoides. Son supresores de la respuesta inflamatoria y mejoran los síntomas y la progresión radiológica de la enfermedad.
  • Tratamientos biológicos. El infliximab, etanercept,  adalimumab y anakinra. En pacientes que realizan tratamientos biológicos se recomienda la vacunación antineumocócica y antigripal. En todo paciente que vaya a realizar un tratamiento biológico se debe investigar si tiene una tuberculosis latente o activa y valorar tratamiento. Son candidatos a tratamiento biológico cualquier paciente que no haya conseguido el objetivo terapéutico con al menos un FAME.
Otros tratamientos como la balneoterapia, acupuntura, masajes, terapia ocupacional … pueden tener efectos beneficiosos a corto plazo en la artritis reumatoide disminuyendo el dolor y mejorando la capacidad funcional
Actualizado el 8 de Julio de 2014

lunes, 26 de mayo de 2014

Callos, clavos, durezas, ojos de pollo y grietas en los pies

Callos en los pies

Los callos de los pies son engrosamientos de la epidermis en zonas de mucha presión o rozamiento.

¿Qué tipos de callos hay?

De estas lesiones se distinguen tres clases:
    Durezas en los pies, grietas en los pies, callos en los pies, clavos en los pies, grietas en los talones, grietas en los dedos, ojos de gallo en los pies, ojos de gallo, ojo de gallo en el pie, ojo de gallo
  • Durezas. La piel al ser comprimida entre el hueso y el calzado se defienden engrosándose y si se engruesa mucho puede producir dolor al caminar, aunque en las fases iniciales suele ser indolora.
  • Clavo. Es un engrosamiento más localizado que aparece en una zona concreta de hiperpresión con el calzado. Suele aparecer una zona más queratósica en el centro que profundiza en forma de clavo. Se manifiesta como dolor con la presión del calzado y también puede haber inflamación local y del tejido blando circundante.
  • Ojo de pollo o helomas blandos. Suelen aparecer entre los dedos sobre todo en el cuarto espacio interdigital. Es un engrosamiento localizado con hiperhidratación por una sudoración excesiva, mal secado o mala higiene que se manifiesta como una lesión blanquecina con un punto más oscuro en el centro y rodeado de un halo inflamatorio. Es doloroso y se intensifica con la presión del zapato.

¿Cuáles son los síntomas de los callos? 

El principal síntoma de los callos es el dolor con la presión y la marcha. Si persiste la causa se puede inflamar la bolsa serosa y el dolor será en reposo. Si se infectara puede llegar a producir gangrena.

¿Cuál es la causa de la aparición de callos? 

Un pie en condiciones óptimas nunca desarrollará callos. Si aparecen callos hay que buscar la causa que puede ser un roce patológico con el calzado o microtraumatismos repetidos.
El roce patológico con el calzado o con el suelo que puede ser debido a:
  • Calzado inadecuado.  Es la causa principal. El calzado ideal es el que respeta el pie y facilita el equilibrio estático y dinámico para la marcha. Debe ser impermeable, transpirable para mantener el pie seco y antideslizante para evitar caídas. Debe ser de tacón ancho y no sobrepasar los 4 cm de altura. Tiene que estar fabricado en piel o en un material transpirable. En el talón tiene que tener contrafuertes laterales y la puntera tendrá un altura y anchura suficiente para que se puedan mover los dedos. La suela tiene que ser flexible confeccionada en piel o en un material de plástico para amortiguar los golpes que sufrimos al caminar. En personas con sudoración excesiva es preferible que la suela sea de piel. La medida del zapato tiene que ser la correcta ni estar ajustado y apretar ya que podría provocar deformidades ni ir suelto pues provocaría roces. Si hay deformidades en el pie es el calzado el que tiene que adaptarse al pie y no el pie al calzado.
  • Alteraciones en los pies. La causa de los callos puede ser una alteración del pie y que sea difícil calzar unos zapatos de serie por tener juanete (hallux valgus), dedos en garra o retracciones de los dedos, hallux varus, pie plano, pie cavo, valgo del calcáneo …
  • Enfermedad degenerativa. Las que se pueden manifestar con durezas o callos son el hallux rigidus que se produce limitación de la articulación metatarsofalángica del primer dedo sin desviación del eje del mismo y la luxación de la segunda articulación metatarsofalángica.
  • Enfermedad inflamatoria. Como artritis reumatoide, lupus …
  • Enfermedad ungueal. Se suele producir una hiperpresión de la uña en partes blandas como con la uña encarnada, exostosis ungueal …
Durezas en los pies, grietas en los pies, callos en los pies, clavos en los pies, grietas en los talones, grietas en los dedos, ojos de gallo en los pies, ojos de gallo, ojo de gallo en el pie, ojo de galloLos pies con más predisposición a padecer callos son los que tienen sudoración excesiva, las pieles muy secas o los que tienen alteraciones cutáneas vasculares o neurológicas.

¿Cuál es el tratamiento de los callos? 

El tratamiento inicial de los callos lo suelen realizar los podólogos deslaminando y dejando la lesión plana. Después habrá que realizar curas y utilizar protectores blandos y soluciones antisépticas. Si no se elimina la causa principal de la lesión este tratamiento será repetido en el tiempo.

GRIETAS EN LOS PIES

Las grietas en los pies son defectos o soluciones de continuidad de la piel que aparecen con frecuencia en los pies sobre todo en los talones y entre los dedos y pueden complicarse con infecciones o dolor.
Las grietas entre los dedos se asocian a procesos de aumento de humedad en los espacios interdigitales (entre los dedos) que suelen aparecer si aumenta la sudoración del pie o en personas que no se secan bien entre los dedos. La humedad produce maceración de la piel y esta puede romperse, el sitio más frecuente es en la raíz de los dedos que es la zona de unión del dedo con la planta del pie.
Las grietas de los talones suelen aparecer cuando la piel está demasiado seca o descamada ya que la piel seca es más frágil que la hidratada.

¿Cuáles son las causas de las grietas?

Las causas de las grietas en los pies son:
  • La humedad en espacios interdigitales
  • Calzado abierto por el talón en las grietas del talón
  • Micosis de los pies como el pie de atleta
  • Psoriasis
  • Queratodermia palmo-plantar que son alteraciones basadas en el aumento del grosor de la epidermis en plantas y palmas por exceso de producción de queratina.

¿Cuál es el tratamiento de las grietas en los pies? 

El tratamiento de las grietas en los pies depende de la causa pero el cuidado e hidratación de la piel, la
Durezas en los pies, grietas en los pies, callos en los pies, clavos en los pies, grietas en los talones, grietas en los dedos, ojos de gallo en los pies, ojos de gallo, ojo de gallo en el pie, ojo de gallo
aplicación de cremas exfoliantes y limpiar las callosidades son siempre convenientes.

Si la grieta es en región interdigital por maceración y sudoración se utilizarán antisépticos que provoquen sequedad de la piel como la povidona yodada y es conveniente tratar el aumento de sudoración con fármacos astringentes que sequen la zona.

Si la grieta es en los talones habrá que tratar la sequedad de la zona con cremas hidratantes ricas en urea o ácido láctico.

¿Cómo debemos cuidar los pies? 

Los pies es una de las partes del cuerpo que más utilizamos y que antes se deteriora. Su deterioro produce dolor por este motivo se recomiendan unos cuidados especiales:
Higiene adecuada. Se deben tener los pies limpios sobre todo si se padecen enfermedades como diabetes, circulatorias o reumatológicas para evitar heridas que puedan infectarse. Se recomienda:
  • Lavarse los pies a diario con un jabón y esponja suaves, no dejándolos en remojo más de 10 minutos para evitar que se reblandezca la piel excesivamente. Lavar entre los dedos y secarlos bien ya que la humedad favorecería la aparición de grietas o infecciones por hongos.
  • Si hay sequedad de piel hay que utilizar crema hidratante pero no hay que ponerla entre los dedos. Si hay un problema de sudoración habrá que utilizar un producto astringente.
  • Hay que cambiarse de calcetines a diario y utilizarlos preferiblemente de algodón. La suciedad y el sudor favorecen el crecimiento de hongos y bacterias.
  • Cortarse las uñas correctamente, cuadradas y que sobresalgan 1 mm de la piel.
  • Curar cualquier herida aunque sea pequeña con un antiséptico, una gasa y esparadrapo de papel.
  • Si hay durezas, callos o uñas difíciles de cortar ir a un podólogo.
Calzado adecuado. Utilizar un calzado de la medida correcta, no tiene que apretar ya que provoca deformidades ni quedar grande porque provocaría roces. Los zapatos se compran al final del día ya que a lo largo del día el pie aumenta de volumen y unos zapatos comprados por la mañana pueden apretarnos por la tarde. Las zapatillas deportivas no tienen porque ser perjudiciales salvo en personas con aumento de sudación ya que este tipo de calzado suele provocar aumento de la sudoración del pie con mal olor y favorecer la aparición de hongos. No se recomienda llevar el calzado más de 2 días consecutivos  para que pueda airearse y secarse.
Ejercicio. La práctica de ejercicio es buena para el pie y para el resto del organismo aunque hay deportes que pueden ser más duros e incluso lesionarlos. Hay que utilizar un calzado adecuado para cada deporte.   El pie durante el día no se mueve libremente por el calzado y esto con el tiempo puede producir falta de movilidad por esto  es conveniente hacer pequeños movimientos con los dedos al quitarnos los zapatos como doblar los dedos, estirarlos y separarlos para mantener la elasticidad de las articulaciones. También es bueno caminar por la arena, el césped o una alfombra gruesa.
Corrección de deformidades existentes de los pies. Durante la infancia si hay alguna alteración de los pies o un desgaste anormal del calzado habrá que corregir la alteración ya sea con plantillas o un tratamiento adecuado. Cuando se detecta en el adulto la corrección del problema suele ser más difícil.

Actualizado el 26 de Mayo de 2014

lunes, 7 de abril de 2014

Periodontitis

Las enfermedades periodontales son unas enfermedades que afectan a los tejidos que rodean y sostienen al diente. La enfermedad periodontal incluye la gingivitis y periodontitis.

La periodontitis son lesiones inflamatorias de los tejidos de soporte del diente, destrucción del tejido conectivo y pérdida del hueso alveolar que soporta los dientes.

La periodontitis se produce cuando no se trata la gingivitis o el tratamiento se demora y la inflamación e infección se disemina desde las encías hasta los ligamentos y el hueso de soporte de los dientes. La inflamación continua produce daño de los tejidos y del hueso de alrededor de los dientes produciéndose destrucción ósea.
Gingivitis. Periodontitis. Inflamación, sangrado de encias

¿Cuál es la causa de la periodontitis?

La presencia bacteriana es necesaria en las enfermedades periodontales pero no suficiente, es necesario también un huésped con determinadas características locales y sistémicas y algunos factores ambientales.
  • Factores ambientales como el tabaco, estrés y nutrición
  • Factores locales. La presencia de placa bacteriana (formada por bacterias, agua y polisacáridos)  y factores que favorecen la acumulación y retención de la misma (como factores anatómicos).
  • Factores sistémicos como enfermedades como diabetes, sida y algunos fármacos.
  • Factores genéticos y hereditarios.

¿Cuáles son los síntomas de la periodontitis?

  • Signos de inflamación. Encías inflamadas, de aspecto rojo brillante, que sangran con facilidad y sensibles al tacto. Los pacientes fumadores tienen menor hemorragia por el efecto de cierre que tiene la nicotina sobre la microcirculación gingival.
  • Signos de pérdida de inserción. Movilidad y pérdida dentaria. Dientes más largos con retracción gingival. Pérdida del hueso alveolar que soporta los dientes
  • Halitosis (mal aliento)

¿Qué tipos de periodontitis hay?

  • Periodontitis del adulto. Es la más frecuente y aparece en mayores de 35 años. Se produce una afectación generalizada de la boca. Suele haber una correlación entre la presencia de placa y sarro y la gravedad de la enfermedad periodontal. Tiene buen pronóstico.
  • Periodontitis de inicio temprano. Incluye la periodontitis de evolución rápida, periodontitis juvenil y la periodontitis prepuberal. Se presenta antes de los 35 años y se caracteriza por una destrucción rápida y severa del hueso alveolar maxilar.

¿Cuál es el tratamiento de la periodontitis?

Medidas higiénicas. El objetivo del tratamiento es reducir la inflamación y eliminar las bolsas de las encías.
  • Realizar una limpieza bucal por parte de un higienista u odontólogo. Los pacientes con enfermedad periodontal deben realizarse una limpieza dental profesional más de dos veces al año.
  • Control químico de la placa con colutorios y dentífricos.
  • Correcta limpieza oral por parte del paciente mediante un adecuado cepillado y el uso de seda dental
Puede ser necesario abrir y limpiar las bolsas profundas de las encías y dar soporte a los dientes flojos y en ocasiones puede ser necesario que el odontólogo extraiga algún diente para evitar que se propague la inflamación a los dientes adyacentes.

Tratamiento antibiótico. Los antibióticos sistémicos deben utilizarse para el tratamiento de la periodontitis de forma selectiva. En general las gingivitis y periodontitis del adulto responden bien al tratamiento mecánico y no es preciso el uso de antibióticos. Los antibióticos suelen ser necesarios en pacientes con periodontitis de inicio temprano, periodontitis del adulto refractarias a tratamiento convencional o en pacientes con manifestaciones periodontales agudas asociadas a manifestaciones sistémicas (absceso periodontal, gingivitis y periodontitis ulcerativa necrosante aguda), como profilaxis en pacientes médicamente comprometidos o profilaxis de la endocarditis bacteriana.

Actualizado el 7 de Abril de 2014

Gingivitis

La encía es la parte de la mucosa bucal que recubre los procesos alveolares de los maxilares y rodea los cuellos de los dientes.
La gingivitis es la inflamación de las encías. Es un tipo de enfermedad periodontal en el que se produce una inflamación e infección de los tejidos de soporte de los dientes (encías, ligamentos periodontales y hueso alveolar).
La gingivitis puede evolucionar pasando a producir una periodontitis.

¿Cuáles son los factores de riesgo para presentar gingivitis?

  • Mala higiene dental
  • Embarazo
  • Tabaco
  • Los dientes mal alineados y la aparatología oral mal colocada o contaminada.
  • Diabetes no controlada
  • Algunas infecciones
  • Algunos fármacos como fenitoína, corticoides, antagonistas de los canales del calcio, bismuto …

¿Cuáles son los síntomas de la gingivitis?

  • Sangrado de las encías (sobre todo con el cepillado de dientes).
  • Encías inflamadas y sensibles al tacto pero por lo demás indoloras.
  • Apariencia roja y brillante de las encías
  • Ulceras bucales

¿Qué tipo de gingivitis hay?

Gingivitis. Encias inflamadas. Encía retraida
  • Gingivitis asociada a la placa bacteriana. Es la forma más frecuente. Esta se debe a los efectos a largo plazo del depósito de placa en los dientes. La placa es un material formado por bacterias, moco y residuos de alimentos que se acumulan en las áreas expuestas del diente. La placa es una causa importante de caries dental.  Si la placa no se quita se convierte en el sarro. La placa y el sarro inflaman las encías.
  • Gingivitis ulcerativa necrosante aguda. Es una inflamación rápidamente destructiva que cursa con ulceración y necrosis de la papila gingival interdental que se presenta cubierta por una membrana gris amarillenta. Clínicamente se manifiesta con sangrado espontaneo, dolor, halitosis y una membrana gris amarillenta fácilmente removible que deja al descubierto una superficie sangrante y ulcerada. Si no se trata correctamente puede producir una destrucción del soporte óseo dental. Suele ocurrir entre los 17 y 35 años. El tratamiento consistirá en una adecuada higiene de la boca, realizar raspados y alisados radiculares, enjuagues con clorhexidina y en ocasiones antibióticos y cirugía periodontal.
  • Gingivitis no asociada a placa bacteriana. Puede ser de distintos tipos:
    • Asociada a enfermedades de la piel como liquen, pénfigo, penfigoide …
    • Gingivitis infecciosas
    • Gingivitis alérgica ya sea a alimentos o pastas dentífricas.

¿Cuál es el tratamiento de las gingivitis?

  • Si hay depósitos calcificados sobre los dientes se le tendrá que realizar al paciente una limpieza de los dientes por el higienista o el odontólogo. En ocasiones es preciso realizar un raspado y alisado radicular.
  • La correcta higiene oral por parte del paciente posteriormente. Si fuera preciso aprender a como realizar el cepillado dental,  la seda dental y el cepillo interproximal.
  • Uso de enjuagues bucales o colutorios. Los enjuagues de agua tibia con sal pueden reducir la hinchazón de la encía. Los principios activos de los colutorios son clorhexidina (el más eficaz), triclosan y combinación de timol, mentol, eucaliptol y metilsalicilato.  
  • También puede ser beneficioso reparar los dientes no alineados o el reemplazo de los aparatos dentales u ortodoncias.
En algunos casos además del tratamiento de limpieza puede ser preciso el uso de antibióticos.

Actualizado el 7 de Octubre de 2014

viernes, 28 de marzo de 2014

Neumonía

La neumonía es un proceso infeccioso del parénquima pulmonar (tejido pulmonar) con crecimiento de microorganismos en los alveolos pulmonares y daño a dicho nivel.

Es importante conocer si la neumonía ha sido contraída o no en el ámbito hospitalario ya que el manejo terapéutico suele ser distinto.

La neumonía nocosomial o intrahospitalaria es la que se presenta en pacientes después del cuarto día de estancia en un hospital o hasta diez días tras el alta. Se entiende que ha sido contraída en un hospital. El manejo terapéutico es diferente a la neumonía adquirida fuera de este ámbito.

En este documento hablaremos de la neumonía extrahospitalaria.

¿Cómo se contrae una neumonía?

 Los gérmenes pueden llegar al pulmón por varias vías:
  • Aspiración de secreciones nasofaríngeas. Es el mecanismo más importante de producción de neumonías bacterianas. En condiciones normales, la mucosa del tracto respiratorio superior está colonizada por distintas bacterias como el neumococo, haemophilus influenzae y estreptococos del grupo viridans y en personas con mala higiene bucal, alcohólicos, ancianos … pueden haber otros gérmenes. Durante el sueño se producen microaspiraciones del contenido orofaringeo y si hay una alteración de los mecanismos defensivos de la mucosa bronquial como la tos o la inmunidad se puede producir una infección del parénquima pulmonar por estos gérmenes.
  • Inhalación de gérmenes procedentes del aire inspirado. La inhalación de pequeñas partículas puede alcanzar el alveolo pulmonar y dañar la mucosa del tracto respiratorio produciendo una neumonía. Este es el mecanismo de contagio de gérmenes como el Mycoplasma pneumoniae, Chlamydia pisttaci, Coxiella burnetii, Legionella y virus.
  • Vía hematógena (sangre). 

¿Cuáles son los gérmenes más frecuentes en neumonías?

El diagnóstico etiológico (causa) se obtiene en alrededor del 50% de los pacientes en los que se realiza el estudio microbiológico o serológico y puede variar en las distintas partes del mundo. Los gérmenes más frecuentes son:
    neumonía, neumonía síntomas, neumonía tratamiento, neumonía contagio, neumonía prevención
  • Neumococo o estreptococo pneumoniae. Es el germen más frecuente de todas las neumonías y suele afectar a personas de todas las edades. El tabaquismo y la presencia de enfermedades crónicas predisponen a este tipo de neumonías.
  • Mycoplasma pneumoniae. Suele aparecer en forma epidémica cada cierto tiempo.
  • Chlamydia psittaci. Se asocia a personas que están en contacto con aves enfermas.
  • Coxiella burnetti. Más frecuente en personas que están en contacto con productos animales.
  • Legionella pneumophila. Puede producir casos esporádicos o brotes relacionados con transmisión por aerosoles procedente de zonas contaminadas como aparatos de refrigeración, circuitos de agua caliente … Es más frecuente al final del verano y al principio del otoño y en el área mediterránea.
  • Haemophilus influenzae.  Esta bacteria es más frecuente en personas con enfermedades crónicas.
  • Enterobacterias como Klebsiella pneumoniae y Escherichia coli se observan sobre todo en alcohólicos o personas con alteraciones de la deglución. Son más raros.

¿Cuáles son los factores de riesgo para presentar una neumonía?

Los factores de riesgo para contraer una neumonía son:
  • Edad avanzada
  • Malnutrición
  • Enfermedades crónicas como diabetes, cardiopatías, hepatopatías, neoplasias, bronquitis crónica, enfermedad renal.

¿Cuales son los síntomas de la neumonía?

La clínica de las neumonías es variable y no siempre está relacionada con el germen que la produce pero se acepta que hay tres síndromes clínicos:
  • Síndrome de neumonía típica que suele ser producido por el neumococo u otras bacterias. Clínicamente suele manifestarse con fiebre elevada, escalofríos, dolor torácico que aumenta con la respiración y tos productiva con esputo purulento (con pus) y herrumbroso (color amarillo rojizo). También suele haber malestar general y mialgias y puede complicarse con insuficiencia respiratoria que se manifiesta como disnea (dificultad para respirar) e incluso shock séptico que se pone de manifiesto con síntomas de hipoperfusión tisular como frialdad cutánea, mareos, palidez, palpitaciones y disminución de la diuresis (orina).
  • Síndrome de neumonía atípica producido por el Mycoplasma pneumoniae, Coxiella burnetti, Chlamydias y virus. En estos la sintomatología suele ser de aparición gradual, en varios días, y suele haber febrícula (décimas de fiebre), malestar general, artromialgias difusas y cefalea. Es frecuenta la presencia de tos irritativa o poco productiva. Aunque puede no estar presente, los pacientes pueden tener dolor torácico que es menos intenso que en el del síndrome de la neumonía típica. También pueden presentar dolor de garganta, dolor de oídos, afonía y nauseas, vómitos y diarreas. El cuadro clínico suele ser autolimitado  y desaparecer en alrededor de 1 semana aún sin tratamiento. Los gérmenes se diseminan a través del árbol bronquial, afectando a múltiples zonas de los pulmones.
  • Neumonía por Legionella. El inicio de los síntomas es gradual en 2-3 días con afectación del estado general, mialgias, dolor de cabeza, fiebre y tos poco productiva. También suele haber síntomas digestivos como diarrea, dolor abdominal y nauseas y vómitos, síntomas neurológicos que se manifiesta como alteración del nivel de conciencia e insuficiencia respiratoria.

¿Cómo se diagnostica una neumonía?

Ante la sospecha de que un paciente tenga una neumonía por la historia clínica y la exploración física, la realización de pruebas complementarias de los factores de riesgo y de la clínica. Las principales pruebas complementarias que se suelen realizar son:
  • Analítica. Suele haber leucocitosis (elevación de los leucocitos) que se normaliza en los primeros días si el tratamiento es correcto. En neumonía por Legionella puede haber disminución del sodio. La elevación de la urea suele ser un dato de peor pronóstico.
  • Radiología. La radiografía de tórax es el procedimiento diagnóstico más importante de la neumonía. Se realizan dos proyecciones posteroanterior y lateral para valorar con precisión la localización de la infección y sus posibles complicaciones como derrame pleural o cavitación. La resolución radiológica puede tardar más de 4 semanas en producirse. Puede objetivarse:
    • Una condensación neumónica o neumonía alveolar que consiste en la aparición de un aumento de densidad de bordes bien definidos que afecta a un segmento o lóbulo pulmonar de aspecto homogéneo. Esta imagen es típica de la neumonía por neumococo pero puede verse con otras bacterias y por Legionella.
    • Un infiltrado intersticial. Es un patrón difuso que se extiende por varios lóbulos pulmonares. Esta imagen es típica de las neumonías producidas por Mycoplasma pneumoniae, clamidias y virus.
  • Cultivo del esputo. En pacientes sin datos clínicos de gravedad y sin factores de riesgo para el desarrollo de una neumonía por gérmenes no habituales no es necesario realizar estas pruebas, si habría que realizarlas sin no hubiera respuesta al tratamiento inicial.
  • Test de detección del antígeno de legionella y neumococo en orina

¿Cuál es el tratamiento de la neumonía?

El paciente tiene que realizar reposo, tomar antitérmicos si tiene fiebre o analgésicos si hay dolor,  tener buena hidratación y dejar de fumar.
neumonía, neumonía síntomas, neumonía tratamiento, neumonía contagio, neumonía prevención
El tratamiento de la neumonía debe ser siempre con antibiótico y este debe administrarse cuanto antes. La elección del tratamiento empírico más adecuado depende de los factores de riesgo del paciente, la situación clínica del paciente, la sospecha etiológica (causa) y la resistencia a antibióticos de los principales gérmenes según su distribución geográfica. Inicialmente se recomienda un betalactámico (penicilina) en monoterapia. En pacientes alérgicos a penicilinas se recomienda una fluorquinolona (levofloxacino o moxifloxacino) o un macrólido (claritromicina, azitromicina) según el germen que sospeche y los factores de riesgo del paciente.
La utilización de mucolíticos, fisioterapia respiratoria y el drenaje postural pueden ser beneficiosos en algunos casos.

¿Cuál es la evolución de la neumonía?

En los pacientes que responden al tratamiento la resolución de los síntomas se observa en los primeros 3-5 días, aunque algunos pueden presentar astenia o tos persistente durante 3-4 semanas.
En personas menores de 50 años y sin enfermedad pulmonar crónica la resolución radiográfica se obtiene antes de las 4 semanas del diagnóstico pero en mayores de 50 años, alcohólicos o bronquíticos crónicos los cambios radiológicos pueden persistir hasta 3 meses.

¿Cómo prevenir la neumonía?

El germen que con más frecuencia produce una neumonía extrahospitalaria es el neumococo. Tipos de vacunas frente al neumococo:
  • Vacuna constituida por polisacáridos 23-valente que en niños menores de 2 años es poco inmunógena (poco efectiva). Esta vacuna es la que en algunas comunidades autónomas se administra en pacientes mayores de 60 años financiada por el sistema sanitario pero actualmente también se recomienda por su mayor capacidad inmunógena la vacuna conjugada sobre todo en enfermos crónicos (aunque no esté financiada).
  • Vacuna conjugada frente a 10 serotipos (10-valente) que se llama Synflorix
  • Vacuna conjugada frente 13 serotipos (13-valente) que se llaman Prevenar 13. Antes se utilizaba la 7-valente.  Las vacunas conjugadas se han desarrollado para aumentar la capacidad inmunógena y consisten en asociar el antígeno vacunal a una proteína para potenciar la inmunogenicidad.
La neumonía con frecuencia es una complicación de la gripe, por lo que la vacunación frente la gripe es una buena forma de prevenir la neumonía en los grupos indicados.


Actualizado el 26 de Marzo de 2014

Nosotros suscribimos Los Principios del código HONcode de la Fundación Salud en la Red Nosotros suscribimos los Principios del código HONcode.
Compruébelo aquí.




 
Google+